Translate

jueves, 16 de agosto de 2018

Cabo Verde 2018

VIAJE ORNITOLÓGICO A CABO VERDE --ojo: entrada en construcción
por Paco Chiclana

Del 1 al 9 de marzo de 2018

Participantes: 
Fernando del Valle, Paco Chiclana, José Antonio Lama y Fernando Guerra

grupo en Santiago (c) Fernando del Valle

Recorrido realizado :

Visitamos la isla de Santiago -Sotavento- y las islas de Sao Nicolau y Razo -Barlovento-

Introducción:
Había multitud de motivos para una visita ornitológica a Cabo Verde como observar a varias especies de aves endémicas, ver los vuelos gráciles de los rabijuncos frente a los acantilados, disfrutar de la fuerza de ese mar bravo y gozar del exotismo de este archipiélago volcánico macaronésico situado frente a las costas de Senegal. 


paisaje en Santiago (c) Paco Chiclana
Cabo Verde es el lugar más occidental del continente africano y estuvo deshabitado hasta el siglo XV, cuando fue descubierto por los portugueses y usado como punto estratégico de trata de esclavos entre África y América. El idioma oficial es el portugués, aunque el que se habla en la calle es el criollo caboverdiano (cada isla posee su propio dialecto).
Años atrás algunos amigos habían viajado al archipiélago y nos habían comentado la escasa puntualidad de los vuelos domésticos internos entre islas, por lo que decidimos visitar sólo dos de ellas, Santiago y Sao Nicolau, y no perder mucho tiempo en desplazamientos domésticos. Estas dos islas nos mostrarían las especies objetivo de nuestro viaje. En cambio, nuestra experiencia con estos vuelos ha sido muy satisfactoria y todos han cumplido con sus horarios. Los vuelos internos son operados desde finales de 2017 por Binter y parece que han mejorado ostensiblemente a la anterior compañía que se encargaba de ellos. 
El grupo que viajamos salimos de Sevilla la mañana del día 1 en coche hacia Lisboa, y allí cogimos un vuelo con la TAP hacia el aeropuerto Nelson Mandela, en Praia, Santiago, donde aterrizamos a la una de la madrugada aproximadamente. El trámite de visado fue algo pesado pero sobre las dos y media estábamos en nuestro alojamiento para las primeras dos noches, el Hotel Cesaria, que resultó ser bastante cómodo (nos recogió un transfer del hotel).
Algunos amigos me pasaron valiosa información para preparar el viaje como José María Fernández Zapata, José Portillo, Paco Cabrera y Eduardo García del Rey, a quienes quedo muy agradecido.

2 de marzo.-
A primera hora estábamos desayunando en la bonita terraza del hotel, y desde allí ya vimos los primeros gorriones de Cabo Verde. La mañana estaba preciosa y con una temperatura ideal. Durante la estancia en el archipiélago estuvimos alrededor de los veinte grados, aunque en la amanecida (sobre las seis) venía bien un polarcito, sobre todo si estábamos cerca del mar, y al mediodía había que refugiarse a la sombra o al aire acondicionado del coche. La moneda oficial es el escudo caboverdiano y cambiamos algo en el mismo hotel por no perder mucho tiempo. En nuestra visita el aeropuerto de Praia estaba de obras y no fue fácil localizar allí oficinas de cambio. De todas maneras en la mayoría de los lugares aceptan el euro, aunque es bueno siempre llevar algo de moneda local. El coche lo teníamos alquilado con Intercidades, pero no tenían oficina en el aeropuerto y nos lo acercaron al hotel en la mañana. Nos trajeron un Dacia Duster que no iba mal, pero con los neumáticos bastante desgastados. Estábamos en África y no se puede exigir demasiado, aunque es un país bastante más avanzado que otros de ese continente.
Nos pusimos en marcha y compramos algo de avituallamiento. Los precios no son baratos ya que tienen que importar casi todo de fuera y comprar fruta, agua o pan puede tener el mismo coste que en España. 
Nuestro primer destino era el Barragem de Poilao (15.072769, -23.559403) y allí pusimos rumbo. El coche nos lo dieron casi sin gasolina y hubo que  repostar en la ruta. Alcanzamos el estanque sobre las once de la mañana y ya hacía calorcito.


Barragem de Poilao (c) Paco Chiclana
La pista de acceso desde la carretera va en descenso y es bastante mala y terrosa, por lo que es recomendable todo terreno. Queríamos ver el carricero de Cabo Verde y localizamos un par de ejemplares en la pared con vegetación arbustiva que queda a la derecha si miras a la presa de frente. Costó algo de tiempo ya que en estas fechas aún no están muy cantarines y sólo se les oye un reclamo tipo bulbul naranjero. Nos gustó bastante verlos y disfrutamos de su aspecto tipo zarcero pálido, aunque parecían menos nervioso que éste. También por allí vimos el primer alción cabeciblanco del viaje, súper bonito, y unas codornices en unos campos de labor. También nos encontramos con currucas capirotada y tomillera, picos de coral, tórtola turca, cernícalo y gorriones morunos y de Cabo Verde. No había mucha agua en el estanque y decidimos movernos a la presa para ver más de cerca a las limícolas y garzas que albergaba. Una vez allí comprobamos que era un sitio ideal para disfrutar de los vencejos de Cabo Verde ya que había algunos individuos que jugueteaban pasando de un lado a otro y casi nos despeinaban. Dimos un repaso a la lámina de agua (escasa, por cierto) y sacamos cigüeñuela, chorlitejo grande, andarríos grande y chico, agachadiza común, archibebe claro, combatiente, garcilla bueyera, garceta común, garza real y espátula, unas especies en mayor número que otras. Vimos acercarse una garza en vuelo que se posó en una ladera arbustiva y resultó ser una imperial, subespecie bournei, que nos dio mucha alegría. Posee una coloración bastante más azulada que la que vemos por nuestras marismas. Algunos alciones cabeciblancos se posaron cerca de nosotros y nos dejaron unas imágenes de escándalo, y un par de cuervos desertícolas nos sobrevolaron en varias ocasiones. El Barragem de Poilao resultó, como esperábamos, ser un lugar ideal para tachar buena parte de las endémicas. La presa fue construida hace unos años por los chinos con la idea de ayudar al desarrollo agrícola del país. 


presa y templete chino (c) Paco Chiclana
Esa mañana había algunos escolares disfrutando del pantano y les enseñamos a mirar a través de nuestros telescopios, con gran sorpresa por su parte al ver las aves tan cercanas y detalladas.
Era la hora del bocata y después de reponer fuerzas tocaba ir a los acantilados de Praia. Un poco antes de llegar al aeropuerto vimos las primeras pintadas o gallinas de Guinea, y justo por la zona del aeropuerto nos sobrevolaron tres gangas morunas que vimos solo fugazmente pero que mostraron las características propias de esta especie (al parecer primera cita para el archipiélago). Y al llegar a los acantilados (14.925083, -23.478897) no tardamos mucho en ver a los rabijuncos etéreos, espectaculares.


acantilados donde crían los rabijuncos (c) Paco Chiclana
Allí están levantando una gran urbanización turística y veremos a ver si no perjudican a las aves en el futuro. Atravesamos por la zona de obras y nos colocamos próximos a los rabijuncos, disfrutando muchísimo al verlos volar sobre el mar y acariciar los cantiles rocosos (hasta siete ejemplares). También vimos algunos cernícalos y un par de terreras colinegras.
Nos movimos a la cercana Ponta das bicudas (14.912336, -23.481177) desde donde también vimos rabijuncos, los primeros piqueros pardos y más terrera colinegra.
Queríamos intentar la subespecie detorta de lechuza común (de cara más amarillenta y parduzca que la nuestra) y volvimos de nuevo al Barragem de Poilao para ello, donde llegamos casi de noche (oscurecía sobre las siete de la tarde). 


nuestro Duster en Barragem de Poilao (c) Paco Chiclana
A los pocos minutos de llegar a la presa nos sobrevoló un bonito ejemplar de lechuza mientras venían de la ladera varios murciélagos bastante grandotes, aparentemente Taphozous nudiventris. También observamos una garcilla cangrejera a los pies del pantano. Apuntar también que viniendo de Praia vimos otra lechuza unos ocho kilómetros antes de llegar al embalse.
Fuimos para el hotel en busca del merecido descanso, no sin antes tomarnos unas cervecitas y regalarnos una buena cena.

3 de marzo.-
Con las primeras luces andábamos por el área de Salineiro en busca de sorpresas (14.951857, -23.600051) pasada la bella población de Cidade Velha. 


Salineiro (c) Paco Chiclana
Es una pista empedrada que atraviesa una zona esteparia donde conseguimos ver en pocos kilómetros mucho gorrión de Cabo Verde, tres elegantes corredores, alguna terrera colinegra, varios cuervos desertícolas y un buen grupo de monos verdes. 

monos verdes (c) José A. Lama
Por allí hay también un estanque (Barragem de Salineiro) pero lleva seco bastantes años. 


Barragem de Salineiro (c) Paco Chiclana

Curioso que todas las poblaciones, por pequeñas que fueran, poseían un gym park para que el personal hiciera ejercicio, avance que contrastaba con la pobreza que se veía en las zonas más rurales y profundas donde cerditos y gallinas se movían por las calles formando parte del paisaje y plenamente integrados en la vida local (como en la misma aldea de Salineiro).
De vuelta al hotel pasamos por el Faro Doña María Pía (14.900530, -23.509248) desde donde no vimos gran cosa, a excepción de las grandes obras que los chinos estaban haciendo en el puerto de Praia.
Volvimos al hotel, recogimos maletas y al aeropuerto para volar a Sao Nicolau. Allí nos esperaba el chico de Intercidades para recoger el coche. El vuelo interno fue a su hora y algo después de las tres de la tarde estábamos en el aeropuerto de Sao Nicolau. Allí nos recogió otro transfer de nuestro alojamiento para los próximos cuatro días, el Apartothel Edificio Mágico en Tarrafal, regentado por Gabriele Vanni y que resultó también cómodo y a buen precio, con unos desayunos muy reconfortantes.


en el centro de la imagen nuestro Apartothel (c) Paco Chiclana
La reserva del alojamiento la hice directamente con Gabriele en edimagico@gmail.com, con quien también tenía concertado un barco para ir a Razo. Al llegar nos dijo Gabriele que el barco estaba averiado (a pesar de que unos días antes nos había dicho que estaba confirmado), por lo que insistimos en que necesitábamos una embarcación ya que ir a Razo era objetivo principal. Gabriele nos comentó que un conocido suyo tenía un catamarán y a su casa nos fuimos a ver si conseguíamos que nos sacara al mar. El dueño del catamarán se llamaba Thomas y aceptó llevarnos a Razo al día siguiente, aunque nos costaría 400 euros. Nos dijo que el tiempo no iba a ser lo ideal pero que podríamos navegar. Gabriele también nos facilitó el contacto para coche de alquiler, y fue con Pericles Santos en mrentacarsn@gmail.com, con quien concertamos un Toyota Hilux, coche bastante habitual según vimos en la isla. Pericles se acercó al hotel y nos dejó el coche allí.  Algo tranquilos por tener embarcación nos fuimos a esperar la puesta de sol al faro de Barril (16.605180, -24.418526), unos diez minutos en coche desde Tarrafal. 


Faro de Barril (c) Paco Chiclana
Antes de salir vimos un par de piqueros pardos desde la puerta del Apartothel dado que estaba al lado de la playa, cercano al puerto. El mar estaba precioso y en pocos minutos vimos varias pardelas de Cabo Verde y un par de petreles gon-gon o de Cabo Verde, con el islote de Razo al fondo. Aquello era un lugar mágico, unos momentos inolvidables y una puesta de sol insuperable. 


puesta de sol con los islotes de Razo y Branco al fondo (c) Paco Chiclana
En Barril también vimos vuelvepiedras, águila pescadora, gorrión de Cabo Verde que componía el sonido de fondo, curruca tomillera y terrera colinegra.

4 de marzo.-
Habíamos quedado con Thomas sobre las 9 de la mañana en el puerto. En una boya frente al hotel había posado un charrán patinegro, que estaría curiosamente también los próximos días de nuestra estancia allí. A la hora convenida, se acercó Thomas al alojamiento y nos dijo que necesitábamos permiso para navegar e ir a Razo, y que deberíamos obtenerlo en la Estación Marítima de Tarrafal. Era domingo y parecía complicado resolver este incidente, pero Gabriele nos echó un cable y tras algunos esfuerzos y dosis de paciencia conseguimos que el jefe de la Estación Marítima abriera las dependencias y nos diera permiso (al cambio unos 20 euros), pero indicándonos claramente que el desembarco en el islote de Razo estaba prohibido. Eufóricos por ir superando las trabas nos echamos a la mar y empezamos a navegar.


nuestra embarcación en Sao Nicolau (c) Fernando del Valle
Thomas era alemán y no hablaba inglés, sólo criollo y algo de portugués, por lo que la comunicación con él era muy complicada. Pero tanto él como un marinero que le acompañaba tenían claro que queríamos ver aves marinas y acercarnos a Razo para intentar ver la alondra desde la embarcación, lo que parecía difícil pero no imposible. Razo es un pequeño islote que se encuentra deshabitado, excepto por las aves, siendo el único lugar del mundo donde habita la amenazada alondra de Razo (población desconocida pero según informes anda entre 250 y 1000 ejemplares). Saliendo del puerto nos acompañaron unos piqueros pardos y un gran grupo de delfines moteados se acercaron a curiosear y a jugar con la embarcación. Afortunadamente el catamarán era muy cómodo y mucho mejor que la primera embarcación que Gabriele nos había ofrecido, que realmente era una “bañera” y que ese día no hubiera podido cumplir con los objetivos propuestos por el viento reinante, que arreció bastante una vez salimos del parapeto que nos proporcionaba Sao Nicolau y nos adentramos en el canal entre esta isla y los islotes de Razo y de Branco. La pelágica fue compuesta mayoritariamente por pardelas y petreles de Cabo Verde, aunque era difícil localizar otras especies dado el vaivén del catamarán, excepto las carabelas portuguesas que fueron comunes durante la travesía.


carabela portuguesa (c) Fernando del Valle
Una vez alcanzamos Razo fueron apareciendo sus moradores habituales como piqueros pardos y rabijuncos etéreos que andaban criando en sus paredes rocosas.


alcanzando Razo (c) Paco Chiclana
El mar estaba movido excepto en la cara sur de la isla, donde nos resguardamos para intentar ver la alondra moverse por los cantiles. Apareció una solo fugazmente pero Thomas nos llevó a la esquina suroeste donde él las había visto anteriormente y, en unos minutos, apareció un bando de unas treinta y cinco que vinieron a alimentarse a los bajos del acantilado, donde el mar ya se había retirado, y nosotros flipando en colores. Estuvieron un buen rato yendo y viniendo, en mayor o menor número, por lo que pudimos verlas a placer a pesar del mecido de las olas. Plenamente satisfechos nos comimos el bocata observando otras aves del islote como garcilla bueyera, garceta común, vuelvepiedras, cernícalo, cuervo desertícola y zarapitos trinador, incluido un ejemplar de la subespecie hudsonicus. Los gorriones de Cabo Verde venían al barco en busca de migajas de pan e incluso dejaban casi tocarse. La vuelta a Sao Nicolau fue aún más movida que la ida y al pasar por el canal entre los islotes y la isla principal la fuerza del viento era de más de treinta nudos con olas de casi cuatro metros. Llegamos a puerto donde Gabriele nos esperaba para acercarnos al hotel, y algunos del grupo nos fuimos a Barril para despedir nuevamente allí el día. Montamos el telescopio y vimos nuevamente pardelas de Cabo Verde y petreles gon-gon. A nuestro alrededor gorrión de Cabo Verde, curruca tomillera, cuervo desertícola y cernícalo.
Las cenas en Sao Nicolau las hicimos en el Museo de la Música, un coqueto restaurante a pie de mar donde esa noche festejamos el éxito de nuestra jornada ornitológica.

cervecita criolla (c) Paco Chiclana
5 de marzo.-
El pre-breakfast lo hicimos nuevamente en Barril con las especies habituales allí como águila pescadora, zarapito trinador, gorrión caboverdiano, curruca tomillera, cuervo desertícola, cernícalo vulgar y vuelvepiedras. Y bastante pardela y petrel de Cabo Verde en el mar, en proporción diría que a un 50%. Hoy tocaba visitar Sao Nicolau y ver qué especies y qué paisajes nos deparaba. Subimos al parque natural de Monte Gordo, interesante botánicamente, y en cuanto a aves se dejaron ver currucas capirotada y tomillera, gorrión de Cabo Verde, picos de coral y pintadas. 


Monte Gordo (c) Fernando del Valle
drago (c) Paco Chiclana
chica subiendo a Monte Gordo (c) Paco Chiclana
Y como nos tiraba de nuevo el mar, bajamos hasta Carboeiro donde la belleza de los cantiles y la bravura de las olas era espectacular. 


Carboeiro (c) Fernando del Valle
Allí disfrutamos con petreles y pardelas de Cabo Verde, piqueros pardos, águilas pescadoras, cuervos desertícolas, garcillas bueyeras, cernícalos y zarapitos trinadores. 


nuestro coche en Sao Nicolau (c) Paco Chiclana
Habíamos quedado con Thomas en hablar con él a la tarde y tantear otra pelágica al día siguiente si el tiempo lo permitía, y nos dijo que habría mucho viento pero que podíamos navegar al resguardo de Sao Nicolau.

6 de marzo.-
Tuvimos que pasar nuevamente por la Estación Marítima de Tarrafal para el preceptivo permiso de navegación y nos hicimos a la mar. La idea ir nuevamente a los islotes de Razo y Branco e intentar ver u oír el regreso a la tarde-noche de los paiños de Madeira (Oceanodroma jabejabe) que crían en Branco, así como pardela chica, pero el patrón nos dijo que las condiciones meteorológicas no lo permitían, por fuerte viento en esa zona, y que había que hacer otro itinerario. La pelágica fue mayoritariamente al resguardo de Sao Nicolau para protegernos del viento y observamos básicamente pardelas de Cabo Verde, en número algo mayor que en días anteriores ya que se iba notando la llegada de las mismas a sus colonias de cría. Thomas era pescador y troceó algunas de sus capturas del día para atraer a las pardelas. También algunos piqueros pardos y un buen grupo juguetón de delfines mulares de regreso al puerto. En esta jornada Thomas nos cobró algo menos al no gastar tanto combustible.
Para el atardecer fuimos nuevamente a Barril donde aparte de las habituales vimos correlimos tridáctilo y alguna terrera colinegra. Y disfrutamos mucho con el discurrir de los curiosos cangrejos fantasma en la orilla.

cangrejo fantasma (c) José A. Lama
7 de marzo.-
Para no perder la costumbre nuevamente hicimos el pajareo pre-breakfast en Barril. Esta mañana tuvimos muy cerca del faro un rabijunco etéreo y un par de piqueros pardos. También buenas cifras de pardelas y petreles de Cabo Verde, y lo mejor fue ver los lances de caza de varios delfines hacia peces voladores, bastante frecuentes esa mañana por allí. También se dejó ver garceta común, águila pescadora, cernícalo vulgar, gorrión de Cabo Verde, curruca tomillera, zarapito trinador y vuelvepiedras.
Tocaba volver a Santiago y nos fuimos al aeropuerto, aunque hicimos una parada de observación en el puerto de Pregica donde vimos varios vencejos de Cabo Verde entrando a las cavidades del acantilado y algunos pescadores recogiendo redes.



En el aeropuerto dejamos el coche a Pericles (el chico del alquiler en Sao Nicolau), nos tomamos el bocata y cogimos el avión, aterrizando en Santiago poco después. En esta ocasión este vuelo interno también salió a la hora programada. En Santiago nos esperaba el chico de Intercidades y nos entregó otro coche de alquiler, en esta ocasión un Suzuki Vitara, y fuimos al alojamiento a dejar las maletas. Para esta estancia habíamos reservado en Vivienda Viviana, algo más modesta que Hotel Cesaria, y también regentada por un italiano (como en Sao Nicolau). Los dos alojamientos de Santiago los reservamos a través de Booking.
Dejamos el equipaje en el hotel y nos fuimos nuevamente a Salineiro. Hicimos otra vez la pista adoquinada (14.951857, -23.600051) que va desde pasado Cidade Velha hasta una intersección unos cuatro o cinco kilómetros después. La tarde estuvo genial y vimos cuervo desertícola, terrera colinegra, gorrión de Cabo Verde, pintada y, ya casi de noche, una pareja de alondras negritas que nos pusieron a tope, y una lechuza común -ssp detorta- ya de vuelta y casi llegando a Cidade Velha donde cenamos a orillas del mar. La puesta de sol con la isla de Fogo al fondo fue tremendamente bella.

puesta de sol con la isla de Fogo al fondo (c) Paco Chiclana
8 de marzo.-
Era nuestro último día en Santiago. El pre-desayuno lo hicimos en Ponta dos bicudas, cerca del aeropuerto Nelson Mandela, con terrera colinegra, cernícalo vulgar, gorrión caboverdiano, zarapito trinador y garceta común. Nos asomamos al mar y los acantilados tenían como invitados a rabijuncos etéreos y vencejos de Cabo Verde criando en sus cavidades. También algunos piqueros pardos patrullando el área.
Tras el desayuno nos fuimos hacia el norte, a Serra Malagueta, en busca principalmente de busardo ratonero que no vimos y, que al parecer, llevaba un tiempo desaparecido. Visitamos el centro de interpretación y leímos acerca de la aldea llamada Gongon, donde en sus inmediaciones crían algunas parejas del petrel del que recibe su nombre, lo que nos resultó muy curioso. Por allí vimos cuervo desertícola jugando con el fuerte viento de la cima, curruca tomillera, gorrión de Cabo Verde y un ejemplar de garza imperial, ssp bournei, que entró a alimentarse al barranco.
Teníamos cerca la depuradora de Tarrafal (15.265383, -23.757133) y allí fuimos en busca de sorpresas. Vimos garcetas común y dimorfa, e híbridos entre ellas, y limis como andarríos chico y grande, chorlitejos grande y patinegro y archibebe claro. También algunas golondrinas comunes, gorrión de Cabo Verde y curruca tomillera. Estábamos en la playa comiendo bocata mientras varios surfistas se dejaban llevar por unas olas inmensas, impresionantes. Y alguno de nosotros se dio un merecido baño refrescante. Tras una siestecita, también merecida, marchamos al Barragem dos Flamengos, donde sacamos garcilla bueyera, garceta común, alción cabeciblanco, cigüeñuela, andarríos chico, archibebe claro, gallineta común y tórtola turca. Y ya, casi sin tiempo, nos acercamos a Pedra Badejo (15.129143, -23.524649) para despedir el tour cerca de la lagunita marítima que hay allí. El sitio es precioso y nos dio pena no haber tenido algo más de tiempo para emplearlo allí.


laguna en Pedra Badejo (c) Paco Chiclana
Se nos fue el día viendo andarríos grande, bastardo y chico, aguja colipinta, chorlitejos grande y patinegro, garza real, vuelvepiedras, gorrión caboverdiano, currucas tomillera y capirotada, picos de coral, agachadiza común y un morito que hacía de nexo de unión con nuestras marismas del Guadalquivir y que parecía decirnos que había que volver a casa.
Nos regalamos una sabrosa cena de despedida en Santiago e iniciamos el vuelo de regreso a Lisboa, donde nos esperaba un buen aguacero. De allí a Sevilla vinimos acompañados con la música de la caboverdiana Cesaria Evora, cantante ilustre que peleó hasta la muerte por la dignidad de su tierra natal.   

paisaje caboverdiano (c) Paco Chiclana
La guía que usamos en el viaje fue:
---Aves de Macaronesia. Eduardo García de Rey. Lynx Ediciones 2011.


LISTADO DE AVES OBSERVADAS.-

--Codorniz ssp inopinata
--Pintada común ssp galeata
--Petrel de Cabo Verde (gon-gon)
--Pardela de Cabo Verde
--Rabijunco etéreo ssp mesonauta
--Brown Boby -- Piquero Pardo
--Little Egret – Garceta Común
--Western Reef Egret – Garceta Dimorfa
--Purple Heron ssp bournei– Garza Imperial
--Grey Heron – Garza Real
--Cattle Egret – Garcilla Bueyera
--Squacco Heron – Garcilla Cangrejera
--Spoonbill - Espátula Común
--Glossy Ibis -- Morito Común
--Osprey – Aguila Pescadora
--Kestrel ssp alexandri en Santiago y ssp neglectus en Sao Nicolau -- Cernícalo Vulgar
--Common Moorhen -- Gallineta Común
-- Black-winged Stilt -- Cigueñuela Común
--Corredor Sahariano ssp exsul
--Common Ringed Plover – Chorlitejo Grande
--Chorlitejo Chico
--Kentish Plover -- Chorlitejo Patinegro
--Ruddy Turnstone – Vuelvepiedras
--Sanderling – Correlimos Tridáctilo
--Ruff – Combatiente
--Common Snipe -- Agachadiza Común
-- Bar-tailed Godwit – Aguja Colipinta
-- Whimbrel ssp phaeoopus y ssp hudsonicus – Zarapito Trinador
--Common Greenshank -- Archibebe Claro
--Andarríos Grande
--Wood Sandpiper – Andarríos Bastardo
--Common Sandpiper – Andarríos Chico
--Sandwich Tern – Charrán Patinegro
--Paloma Bravía
--Tórtola Turca
--Ganga Moruna
--Lechuza Común ssp detorta
--Vencejo de Cabo Verde
--Alción Cabeciblanco ssp acteon
--Alondra de Razo
--Terrera Negrita ssp nigriceps
--Terrera Colinegra ssp cinctura
--Swallow -- Golondrina Común
--Curruca Capirotada ssp gularis
--Curruca Tomillera
--Carricero de Cabo Verde
--Cuervo Desertícola
--Gorrión de Cabo Verde
--Gorrión Moruno
--Estrilda Común

domingo, 17 de junio de 2018

Kazajistán 2018


EXCURSION ORNITOLOGICA A KAZAJISTÁN
 por Paco Chiclana

   Del 28 de abril al 9 de mayo de 2018

Participantes:
(c) Fernando del Valle
Fernando del Valle, Fernando Guerra, Paco Chiclana y José Antonio Lama.

INTRODUCCIÓN.-
Hacía tiempo que teníamos ganas de visitar Kazajistán pero el terrible papeleo burocrático nos frenaba. La no necesidad de obtención previa de visado desde 2017, que facilita mucho la entrada al país, nos animó a replantearnos el viaje. De todas maneras sigue siendo algo complicado planificar una ruta de observación ornitológica por allí ya que hay muy poca infraestructura turística, escasa y deficiente información previa y pocas crónicas con coordenadas y ubicaciones precisas. Se tanteó la posibilidad de ir con agencias especializadas, que son las que hacen la mayoría de los tours en este país, pero el coste era bastante elevado y se iba del presupuesto. Finalmente hicimos la visita por nuestra cuenta con resultado bastante satisfactorio, con un buen número de especies centro-asiáticas avistadas, con disfrute de unos paisajes de ensueño, y con una exitosa combinación de aves y amigos, uno de los mejores bálsamos de fierabrás que conozco. Además, ha sido un viaje de pajareo, aventura y exploración, excitante cóctel.


(c) Fernando del Valle
Kazajistán es el noveno país más grande del mundo, con la mayoría de su territorio situado en Ásia Central. La capital fue trasladada en 1997 de Almaty, la ciudad más poblada, a Astaná y, en general, cuenta con una baja densidad poblacional. El país es muy diverso étnicamente aunque la mayoría de la población es kazaja. El islam es la creencia religiosa más extendida. La estepa de Kazajistán ocupa un tercio del país y es la más grande del mundo, caracterizada por grandes extensiones de pastizales y zonas arenosas.
El término kazajo deriva de una palabra antigua turca que viene a significar espíritu libre y nómada a lomos de un caballo.

La bandera es un paño de color azul cielo donde aparece representada un águila de estepa bajo un sol dorado. El círculo central también se relaciona con el techo redondeado de la yurta, típica vivienda utilizada por los nómadas en las estepas de Asia Central.

RECORRIDO REALIZADO (marcado en la primera imagen en línea verde).- 

Visitamos cuatro espacios naturales, uno en las cercanías de Astaná (Korgalzhyn) y tres en las inmediaciones de Almaty (Tien Shan, Charyn Canyon y Taukum Desert)




Salimos de Sevilla el día 28 de abril en AVE y tomamos un vuelo de ida operado con Lot desde Madrid a Astaná, vía Varsovia, aterrizando en la capital kazaja el día 29 por la mañana. El regreso comenzó el día 9 de mayo sobre las tres de la madrugada volando desde Almaty a Málaga con escala en Moscú, operado por Aeroflot. El vuelo interno desde Astaná a Almaty fue con Air Astana.  
Coste total aproximado del viaje 1.750 euros.


ÁREA DE KORGALZHYN : espacio natural localizado a unos 130 kilómetros al oeste de Astaná, al norte del país, formado en su mayor parte por lagunas, estepas y semidesiertos. Korgalzhyn es un pequeño pueblo y es el núcleo de la zona.

29 de abril.-
Astaná es una ciudad con diseño futurista y muy atractiva, pero sorprende su poca infraestructura turística y que alquilar un coche fuera prácticamente imposible. A través de internet sólo parecía existir Avis, aunque no con oficina en el aeropuerto, e hicimos una reserva a través de su web. Ello tras varios intentos fallidos con otros operadores. En el aeropuerto nos abordaron chicos que ofrecían taxi y con uno de ellos negociamos ir a la oficina de alquiler de Avis. Al salir vimos que no era un taxi oficial sino un coche normal, pero decidimos seguir adelante. Nos llevaron a la dirección que aparecía en la web pero no se veía oficina de Avis por ningún sitio. El chico conductor que dirigía el traslado (llamado Marat) no hablaba inglés pero nos comunicábamos con él a través de una aplicación que tenía en su móvil para traducir kazajo al inglés y viceversa. Se ofreció a llamar al teléfono de contacto y nos dijo que le comunicaban que la oficina estaba cerrada por ser domingo. Nosotros, sorprendidos y algo desconcertados, le propusimos  que nos llevaran a Korgalzhyn y que se quedaran con nosotros hasta el siguiente día a la tarde, cuando nos deberían traer nuevamente al aeropuerto para coger nuestro vuelo a Almaty. Necesitábamos dos coches ya que éramos cuatro con bastante equipaje, y aceptaron por 300 euros día y coche pagaderos en moneda local que habíamos cambiado previamente en el aeropuerto (la moneda es el tenge kazajo). Allí intentamos llamar a Avis sin éxito. Y al volver a casa, Avis-España no nos dió una explicación clara de lo ocurrido, aunque no nos efectuó ningún cargo y aseveran que tenían oficina en Astaná abierta el domingo. También nos enteramos que los taxis oficiales y no oficiales intentan boicotear a las compañías de alquiler de coches para que no proliferen. En definitiva, nos topamos con la primera incidencia que resolvimos satisfactoriamente con los coches de Marat, aunque nos queda la duda de saber a ciencia cierta qué ocurrió. Eran sobre las nueve de la mañana y el tour kazajo comenzaba. Hicimos una breve parada para comprar algo de comida y directos al primer punto de pajareo, en 50.958506, 70.761547, un pequeño humedal arbolado bueno para paseriformes en migración en medio de la estepa. Vimos la primera Lavandera Cetrina del viaje, además de Bisbitas Arbóreo y Campestre, entre otros. Estábamos rodeados de praderas encharcadas y avistamos algunas Grullas Comunes y un par de Pelícanos Ceñudos. Las Alondras Comunes se desgañitaban cantando sobre las zonas más secas. De allí pasamos a Zhanteke, en 50.787052, 70.166500, con la idea de ver qué se cocía en el humedal que posee el pueblo. Nuevamente Lavanderas Cetrinas y varias Lavanderas Boyeras, ssp. beema principalmente y alguna thumbergi, con la laguna bien nutrida de acuáticas y limícolas. También había varias Gaviotas de Estepa y alguna Gaviota Cáspica. A la salida del poblado vimos los primeros Estorninos Rosados.
Iba siendo hora de meternos en faena y pusimos rumbo decidido a Korgalzhyn, en 50.58337, 70.01585. Un poco antes de llegar al riachuelo que precede al pueblo hay una pista que sale a la derecha en 50.638000, 70.046910 y que se adentra en unas praderas fabulosas. 


riachuelo antes de Korgalzhyn (c) Paco Chiclana
Ya casi desde los primeros metros empezaron a verse Calandrias Negras, grandotas y llamativas, que nos pusieron a cien. Algunas andaban emparejadas pero la mayoría estaban de cortejo y los machos muy activos. También se dejaron ver Calandrias Aliblancas con sus píleos rojizos. La pista iba dejando a derecha e izquierda praderas y lagunas y nos fue ofreciendo cantidad de especies interesantes como Canastera Alinegra (aunque sólo un ejemplar), Grulla Damisela (cortejos y grupos), Águila de Estepa, Busardos Moros y de Estepa, Aguilucho Papialbo, una pareja de Serreta Chica, bandos de Porrón Osculado, Cisnes Cantor y Vulgar, Pelícano Ceñudo, Fumarel Aliblanco y Chorlitejo Mongol Grande (un grupo en vuelo). La mayoría de los córvidos del lugar eran Grajas, aunque merodeaban por la zona Cornejas Cenicientas y Grajillas. El conductor nos dijo que la pista llevaba a Korgalzhyn State Nature Reserve (50.526861, 69.696389) y que en su hotel podríamos alojarnos, pero al llegar a la puerta de acceso nos dijo un guarda que la reserva estaba cerrada y que el hotel también, por lo que decidimos volver y buscar alojamiento en Korgalzhyn, que era lo que teníamos planificado inicialmente. 


cartel en la entrada a la reserva (c) Paco Chiclana
Además, para acceder a la reserva es necesario ir con guía pero no hay manera de contratarlo por la página web, al menos en inglés (deduzco que sólo entenderán ruso/kazajo). De todas maneras, los alrededores de Korgalzhyn ofrecían espacios y especies suficientes. Nuestro conductor estaba empeñado en que buscáramos a los Flamencos que suelen verse en el gran lago Tengiz, pero la tarde iba cayendo y teníamos que ir volviendo. Anochecía sobre las siete y media. Nos despidió una Marmota Bobac o de Estepa que nos vigilaba y se mostraba muy interesada en nosotros.


(c) José Antonio Lama

lago con nieve en los alrededores de Korgalzhyn (c) Paco Chiclana
Al llegar a Korgalzhyn empezó a llover, justo cuando estábamos alcanzando la pensión y un Gavilán Chikra nos dio la bienvenida. Nos alojamos en la guesthouse de Bibinur y Marat (otro Marat), en 50.58337, 70.01585, básica pero con wifi y agua caliente. Parecía que el nombre de Marat era bastante corriente por allí. Bibinur nos ofreció una abundante cena y Marat nos puso hasta arriba de chupitos de vodka, por lo que esa noche se durmió bastante bien a pesar de la delgadez del colchón. 


Marat a la derecha (c) Paco Chiclana
La hija de Marat, Nursaida, hablaba bien inglés y nos dio dos emails para interesados en reservar en su alojamiento:
pana-07@inbox.ru.or
saika_alim@mail.ru
También teléfono: 8-775-218-50-00
30 de abril.-
Esa noche llovió bastante y por la mañana los caminos estaban bastante malos. La pista hacia la reserva estaba impracticable con un turismo normal (no llevábamos 4x4). De todas maneras, la idea era recorrer el camino que va hacia el sur de Korgalzhyn y que también discurría entre praderas y lagunas, y hacia allí fuimos (50.434556, 70.007389). Amanecía sobre las cinco y media. Al cruzar el pueblo vimos un par de Tórtolas Orientales. 


nuestros coches por las estepas de Korgalzhyn (c) Fernando del Valle
Las lagunas estaban bastante interesantes, sobre todo por la presencia de abundantes Gaviones Cabecinegros y Gaviotas de Estepa. Las Pagazas Piquirrojas eran numerosas. Los matorrales de las cunetas albergaban Tarabillas Orientales y Mosquiteros Siberianos. En las lomas cercanas se dejaron ver un par de Grullas Damiselas. En los campos también había abundantes Calandrias Negras y Aliblancas.


 Korgalzhyn (c) Paco Chiclana
Volvimos a Korgalzhyn para desayunar, recoger maletas y poner rumbo a Astaná. La idea era regresar por Arykty para disfrutar de la colonia de Cernícalos Patirrojos y Grajas en 50.685300, 70.597314. Esta carretera que partía de korgalzhyn estaba asfaltada y las lagunas de los primeros tramos nos ofrecieron Ánsares Siberianos y un Tejón en busca de alimento. También las Calandrias Negras y Aliblancas eran habituales. Alcanzamos la colonia de Grajas instalada en una hilera arbolada y los córvidos eran muy numerosos, pero aún no habían comenzado a criar. También vimos varios Cernícalos Patirrojos que debían estar recién llegados y se situaban en ambos extremos de la colonia. Seguimos dirección Astaná y nos detuvimos en un riachuelo que cruzaba la carretera y donde había mogollón de pescadores, en 50.828098, 70.566047. Allí recorrimos la ribera con arbustos y sacamos Zarcero Escita, Pechiazul, Camachuelo Carminoso, Curruza Zarcerilla y Mosquitero Siberiano, entre otros. Un buen lugar para detenerse un rato, aunque fue algo desagradable por el elevado número de garrapatas que ansiaban quedarse con nosotros (aprovecho para comentar que fueron insistentes a lo largo del viaje, a excepción de las montañas). También fue sorprendente ver la cantidad de bolsas, botellas de plástico y basura en general que había por allí, aunque las bolsas decorando los campos fueron también habituales a través del tour. Llegamos a Astaná unas horas antes del vuelo interno hacia Almaty y dijimos a Marat que nos acercara a algún jardín arbolado para pajarear un rato. Nos llevó a un parque del centro de la ciudad y el bullicio y ruido eran impresionantes, aunque se dejó ver un grupo numeroso de Ampelis Europeos. Nos despedimos de Marat y nos dejó su teléfono para futuros contactos (+77005191910) y su dirección electrónica (mara_162@)mail.ru). Cogimos el vuelo interno y llegamos a Almaty sobre las once de la noche, donde nos esperaba Mikhail, nuestro conductor para los próximos días. La idea era tener Almaty como punto de partida y desde allí visitar Tien Shan, Charyn Canyon y Taukum Desert. Teníamos alquilado coche con conductor que hablara inglés y kazajo para que fuera todo más fluido en nuestro recorrido y así no tener problemas ya que habíamos leído sobre corruptelas en controles policiales, etc. Encontramos una empresa llamada Caravanistan, buceando en internet, que aceptó nuestra petición. Las conversaciones y planteamientos online fueron con Marat Luchezami (otro Marat distinto) en mararat2003@mail.ru y éste fue quien nos reservó los alojamientos y nos ofreció el conductor que resultó ser Mikhail (almatronic@mai.ru). El coche de Mikhail era un Mitsubishi Montero largo que recogía todas las maletas y resultaba bastante confortable. Teníamos que pagar su comida y alojamiento, así como la gasolina que, afortunadamente, estaba barata (menos de la mitad que en España). A Marat Luchezami pagamos algo más de mil dólares en total por los próximos ocho días de alquiler de coche con conductor. Nos alojamos en el Hotel Almaty, en pleno centro de la ciudad, donde sí teníamos wifi y todas las comodidades de un buen hospedaje.

AREA DE TIEN SHAN: cadena montañosa de Asia Central que discurre en la frontera entre Kazajistán, Kirguistán y China. Literalmente son “las montañas celestiales” y decoran paisajísticamente la ciudad de Almaty. Es el quinto relieve del mundo con picos que superan los 7.000 metros.

1 de mayo.-
Salimos temprano para comprar algo de comida y cambiar más moneda aprovechando un cajero cercano al supermercado. Pusimos rumbo a las montañas y pronto estábamos en nuestro próximo alojamiento, el Alpen Rose (43.075092, 76.989000), un coqueto hotel situado en un escenario de película. 


Alpen Rose (c) Paco Chiclana
Las habitaciones no eran muy allá pero la ubicación del alojamiento era ideal. Dejamos maletas y nos fuimos directos al primer punto caliente de pajareo, el Tien-Shan Astronomical Observatory (43.058238, 76.971271) conocido familiarmente como el Observatorio. Es zona militar y para acceder allí hay que presentar los pasaportes al militar de la garita y decirle que somos observadores de aves. 


presentando pasaportes en el control militar (c) Fernando del Valle
Nuestro conductor se encargó de ello y en pocos segundos se levantó la barrera y estábamos en el punto esperado. 


observatorio (c) Paco Chiclana
Era una explanada abierta, completamente nevada, donde aparcamos el coche y empezamos a observar aves con el corazón acelerado de la emoción. Los primeros en colarse en nuestros prismáticos fueron Pinzones Montanos de Hodgson, un par de Pinzones Montanos de Brandt y un Acentor de Altai en un grupete que se movían de un lado a otro, un par de Acentores Pardos marcando territorio, y Verdecillos Carinegros y Bisbitas Alpinos por doquier.


montañas desde reclamaban los perdigallos (c) Paco Chiclana
Los Perdigallos Himalayos emitían sus reclamos amorosos desde las cumbres. El día estaba despejado y decidimos subir a la cima, al punto más alto, donde está la Cosmo-estación (43.043715, 76.940411), una especie de asentamiento científico ruso en decadencia y casi abandonado, a unos 3.200 metros de altitud. 


cosmo-estación (c) Paco Chiclana
Hay una barrera unos metros antes donde dejamos el coche y nos acercamos andando. Los paisajes desde arriba eran espectaculares. Paseamos entre las naves de la estación y no tardamos en sacar una preciosa pareja de Colirrojos de Guldestandt criando en el tejado. También vimos Collalba Gris y Chova Piquigualda. Tras estos momentos brillantes decidimos ir descendiendo para hacer paradas de chequeo. Y un poco antes de alcanzar nuevamente el observatorio, en una curva previa, vimos alimentándose en unos arbustos rastreros una hembra de Picogordo Aliblanco. Nos quedamos un rato allí mientras un Ruiseñor Pechinegro del Himalaya percheaba de vez en cuando para emitir su canto, así como Acentor Pardo. Disfrutando de esos momentos entró una espesa, persistente y mojada niebla que nos obligó a seguir bajando aún más. Fuimos a comer un bocata a las cercanías del lago, el Big Almaty Lake (43.057830, 76.986677) que estaba petado de gente al ser festivo en Almaty por el día del trabajo. La llovizna nos acompañó durante la comida pero nos resistíamos a perder la tarde, por lo que nos pertrechamos con ropa de agua y nos fuimos a hacer la margen izquierda del lago, que es la permitida, y que trata de un agradable sendero que bordea el Big Almaty Lake por ese lateral. Pero la lluvia arreció convirtiéndose en granizo y viento racheado, forzándonos a volver. A pesar del mal tiempo vimos algún Colirrojo de Eversmann y decenas de Verdecillos Carinegros refugiados en las piceas, muy cantarines a pesar de las inclemencias meteorológicas. Nosotros no encontramos ningún control militar en el punto de acceso al lago, aunque he leído en crónicas que lo hay habitualmente. De todas maneras, los militares andaban por la zona. 
Volvimos al Alpen Rose y comenzó una monumental nevada que fue aumentando poco a poco, adornando el paisaje y dejándolo aún más bello. El grupo se refugió en el restaurante del hotel con café y té calentito, pero yo me fui a pajarear a un ancho de la carretera sito algo más de un kilómetro arriba del alojamiento, a la izquierda según subes. Había leído de ese pequeño espacio abierto, ideal para algunas especies, y quería disfrutar de las aves y de la nieve a la vez. Me refugié bajo una pícea y comprobé que la actividad de los pajarillos no cesaba a pesar de la nevada. La conducta de los paseriformes era bajar al suelo de las píceas y alimentarse en el espacio redondeado que quedaba despejado de nieve a los pies del árbol. Así vi Colirrojos Capiazul y de Eversmann,  Acentor Gorginegro, Camachuelo Dorsirrojo y Mosquiteros Verdosos y del Pamir, entre otros. Los Verdecillos Carinegros se mostraban muy confiados y se alimentaban en los arbustos nevados cercanos a mi posición, muy relajados. Estuve allí el resto de la tarde y fueron unos momentos encantadores y relajantes, con unos paisajes nevados inolvidables. Cuando volví al coche Mikhail vio mi cara de felicidad y dijo con acierto que venía de un “magic place”.


"magic place" (c) Paco Chiclana
Las voces de los Mirlos Comunes a la puesta de sol, provenientes del bosque maduro, también eran mágicas y extrañaba escucharles a esas alturas.
Cenamos en el Alpen Rose con una amplia carta en papel pero bastante reducida en la práctica, y brindamos con unas buenas cervezas kazajas.


(c) Paco Chiclana
2 de mayo.-


de amanecida en Alpen Rose (c) Fernando del Valle
Las previsiones eran de cielos claros y así amaneció. Mientras cogíamos el coche oímos un Pico Tridáctilo en la ladera arbolada frente al aparcamiento. Hicimos el pre-breakfast en el sendero de la orilla izquierda del Big Almaty Lake ya que la carretera estaba regular para subir al observatorio tras la gorda nevada de la tarde anterior. Esa nevada debió hacer que los pajarillos bajaran de altura y el sendero referido estaba exuberante.


Big Almaty Lake, con el delta de cantos rodados a la derecha, y la presa a la izquierda, y el sendero que los une al pie de la ladera (c) Fernando del Valle
Al inicio, antes de entrar a la presa, nos recibió una pareja de Camachuelos Dorsirrojos y varios Pinzones Montanos de Hogdson. Y justo al salir de la presa había mogollón de Verdecillos Carinegros, varios Picogordos Aliblancos y varios Colirrojos de Eversmann. Los Mosquiteros Verdosos y de Hume se oían casi por todas partes. Alcanzamos la zona del delta formada de cantos rodados, donde se citan los Picoibis, pero estaba todo nevado y complicado para buscarlos.


Tien Shan (c) Fernando del Valle
Dedicamos más esfuerzo a buscar aves por las laderas cubiertas de vegetación que nos quedaban a la izquierda de nuestra marcha y vimos Colirrojos Capiazul y de Eversmann y Acentor Gorginegro, por citar algunos. En la unión de la pequeña lámina de agua con la superficie helada había unos Tarros Canelos disfrutando de ese espacio idílico. Y en las paredes rocosas de nuestra izquierda, que quedaban a la altura de los cantos rodados, vimos una pareja animada de Treparriscos y un macho de Ruiseñor Pechinegro del Himalaya. Escuchamos algún Perdigallo Himalayo y un par de ellos nos sobrevolaron emitiendo su reclamo.
Bajamos al Alpen Rose a desayunar y posteriormente subimos al observatorio. La carretera estaba limpia de nieve y hielo a esa hora y se iba bien. Pasamos nuevamente el control militar y accedimos a la explanada tras la barrera. Había mucha más nieve que el día anterior y mucho menos paseriforme, sólo algunas Bisbitas Alpinas y los Acentores Pardos marcando territorio sobre las rocas. El sol apretaba más de la cuenta y decidimos cambiar de ubicación. Fuimos descendiendo y haciendo paradas en lugares que nos parecían apropiados para el Carbonerito de Sophie pero no tuvimos la suerte de encontrarlo. Sí que levantamos una pareja de Perdigallos Himalayos que se alimentaban entre reclamos de algunos Chochines. Nos sobrevolaron Ratonero Moro y Águila Real.
Bajamos aún más, a la zona del “magic place” de la tarde anterior y vimos Acentor Gorginegro, Colirrojos Capiazul y de Eversmann, Verdecillos Carinegros, Agateador Norteño, etc. Entre los páridos se dejaron ver Carboneros Garrapinos y de Turquestán, y un Carbonero Montano de Songar se oyó a lo lejos, viniendo de la ladera arbolada. También los omnipresentes Mosquiteros Verdosos y de Hume, y un Gavilán Chikra que nos sobrevoló. Nos comimos unos bocatas y volvimos de nuevo el lago en busca de los Picoibis y, bingo, aparecieron cinco aves en las corrientes que se formaban al perderse la nieve entre los cantos rodados y la lámina de agua. Eran muy crípticos pero se dejaron ver y oír bastante bien. Y de premio un Cascanueces en vuelo sobre las píceas y una Lechuza de Tenglmann oída a los lejos, ya a la caída de la tarde. Las Marmotas de Altai nos daban unos buenos sustos con sus chillidos inesperados.


(c) Fernando del Valle
Y para acabar el día nos acercamos a un riachuelo de aguas bravas un par de kilómetros más abajo del Alpen Rose, en 43.080383, 76.992482, donde disfrutamos a tope de una pareja de Mirlos Acuáticos Pardos y de alguna Chova Piquirroja. Nos sobrevolaron un par de Jilgueros pero sin tiempo para comprobar si eran Europeos u Orientales.
Cenamos nuevamente en el Alpen Rose y brindamos por la grandeza de estas impresionantes montañas. 

AREA DE CHARYN CANYON Y SOGETY PLAINS : el parque nacional de Charyn se sitúa al este de Almaty, cerca de la frontera con China, y es conocido por el profundo cañón que ha creado el río Charyn en la roca, con formaciones muy llamativas de diseño y color. Se sitúa a unos 190 kilómetros de Almaty y está abrazado por los semidesiertos de Sogety, unas espectaculares y generosas llanuras.

3 de mayo.-
Tempranito cogimos rumbo a nuestro próximo destino para evitar los atascos de Almaty. A medida que descendíamos de las montañas iban apareciendo bosques caducifolios que hubiera estado interesante chequear, pero no había tiempo para detenerse. Compramos algo de comida en Almaty y directos a Charyn Canyon.
La primera parada la hicimos en 43.522375, 78.374189, pequeño bosquete arbolado al lado de un canal de riego, pasado Bayseit. 


bosquete pasado Bayseit (c) Paco Chiclana
La idea era ver Pájaro Moscón Coronado y no tardó en aparecer, disfrutándolo a tope. También vimos por allí Abejero Oriental, Mosquitero Verdoso, Faisán Común y Alcaudón de Estepa. Y de allí saltamos  a la colonia de Avión Pálido, en 43.49057, 78.42429, en un cortado rocoso donde vimos a las aves muy activas, compitiendo por los huecos para criar con Gorriones Indios y Molineros. 


colonia de avión pálido (c) Paco Chiclana
En una ribera próxima vimos más Pájaro Moscón Coronado y en los alrededores Carraca y Bisbita Campestre, ambas especies marcando territorio.


ribera cercana a Bayseit (c) Paco Chiclana
El siguiente punto era una pequeña garganta que quedaba a nuestra izquierda aproximadamente en 43.489657, 78.635165, un poco antes de llegar a Kokpek. 


garganta antes de Kokpek (c) Paco Chiclana
Nos recibió una pareja de Perdices Chukar y otra de Collalba Pía, y no tardaron en aparecer los Escribanos de Stewart, que eran el objetivo de allí. Un par de machos muy activos en los cortados. La garganta estaba muy animada y nos dejó ver también Mosquiteros Verdosos y del Pamir, Roqueros Rojo y Solitario y Escribano Montesino.
Fuimos a kokpek para comer algo (lo típico era arroz con carne o pinchitos a la brasa) y echamos un vistazo breve a la gran colonia de Grajas del poblado. 


colonia de grajas (c) Paco Chiclana

kokpek (c) Paco Chiclana
También había buenos grupos de Miná Común y en los alrededores Collalba Isabel y Lavandera Blanca ssp personata, etc. Y a partir de ahí fuimos entrando en las estepas y llanuras que rodean al cañón del río Charyn. Queríamos trabajar un punto de agua del que teníamos noticia, en 43.512714, 78.971160, girando a la izquierda según vas al cañón por la A-352. Abandonas la carretera en 43.470653, 78.982920 y la pista de tierra se va acercando a las laderas montañosas, y casi justo al final está el pequeño encharcamiento donde se acercan a beber varias especies de aves. Un poco antes de alcanzar el waterhole hay unas pequeñas construcciones abandonadas donde vimos Collalbas Pía e Isabel.




waterhole en Sogety Plain (c) Paco Chiclana
Solo estuvimos observando el bebedero unos minutos, agazapados para pasar desapercibidos, pero suficiente para ver cómo entraban a beber una pareja de Camachuelos Alirrojos Asiáticos. Un Alcaudón del Turquestán hacía de portero del punto de agua. 
Había que echar gasolina y pusimos rumbo a  Shonzhy, a pocos kilómetros de la frontera china. Mientras que Mikhail se acercó a repostar nosotros nos quedamos en la ribera del Charyn, en 43.518195, 79.249805, echando un vistazo a las aves del humedal. Vimos Carricero Estentóreo, Carbonero del Turquestán, Tórtola Oriental, Alcaudón Isabel, Tarro Canelo y un par de Cigüeñas Negras. Los Ruiseñores Comunes ambientaban la zona. Teníamos reservadas unos bungalows en EcoPark Tourist Resort, dentro del cañón, y fuimos para allá velozmente ya que estaba a punto de oscurecer y Mikhal nos dijo que el acceso era complicado por estar en pendiente pronunciada y muy bacheado. En 43.503068, 79.130790 abandonamos la A-352 y tomamos la pista hacia el cañón. Había que pagar unos tenges kazajos para entrar al parque y la bajada al cañón tras el control era bastante difícil, necesitándose para ello un buen todo terreno y luz solar. Llegamos a tiempo, aunque casi oscurecido, y el paisaje era bellísimo y espectacular. 


Charyn Canyon (c) Fernando del Valle
Los servicios del Resort eran bastante pobres a pesar de su nombre rimbombante (43.349938, 79.080827), pero se podía entender dado lo remoto del lugar. Nada de ducha ni de wifi y letrinas comunitarias, aunque sí había cerveza para echar unos tragos, casi lo más importante, jajaja. Disponía de electricidad para cargar baterías, aunque no durante todo el día.


río Charyn (c) Paco Chiclana


nuestro coche en el "Lodge" de Charyn Canyon (c) Paco Chiclana
4 de mayo.-
Al amanecer vimos que el coche tenía una rueda pinchada y el arreglo nos retrasó la salida más de una hora. La idea era ir al waterhole de la tarde interior a primerísima hora pero no fue posible. De todas maneras, la pista que partía del cañón e iba hacía la A-352 nos regaló Alondra Cornuda, Collalba Desértica, Halcón Sacre y Águila de Estepa, nada mal para empezar la jornada. Casi alcanzado el punto de agua nos encontramos con un macho de Escribano Cabecigrís cantando en la ladera rocosa. Por allí vimos a un guía local con el que estuvimos charlando un rato e intercambiando impresiones. Nos dijo que trabajaba para www.birds.kz. Nos quedamos un rato en el bebedero y entraron Camachuelo Alirrojo Asiático, Escribano Cabecigrís, Camachuelo Mongol y un grupo numeroso de Gangas Ortegas, entre otros. Las Collalbas Isabel merodeaban por la zona. Después dimos un paseo por un pequeño cañón que se adentraba en la ladera y vimos más Collalba Pía, Camachuelo Alirrojo Asiático, Curruca Zarcerilla, Alcaudón del Turquestán, Perdiz Chukar, etc. Oteando la estepa se veía Ratonero Moro y Gavilán Chikra.  
Hasta ahora se nos estaba resistiendo el Herrerillo Ciáneo e iba siendo hora de ponerse serios. Nos acercamos a la ribera del Charyn camino a Kegen, cercano a la frontera con Kirguistán, por la A-351, en 43.268117, 78.972574, y allí observamos a placer una pareja de herrerillos de la que disfrutamos bastante. También alguna Lavandera Blanca ssp personata y Camachuelo Carminoso. 


río Charyn (c) Paco Chiclana
Mientras volvíamos a Kokpek intentando el arreglo definitivo del pinchazo del coche nos topamos con algún ratonero moro. Kokpek es un pequeño pueblo muy concurrido al ser un paso importante y disponía de alguna tienda con helados y una gran colección de botellas de vodka. 


botellas de vodka al mogollón (c) Paco Chiclana
Vimos un Gavilán Chikra entre la colonia de Grajas y varias Collalbas Isabel por los alrededores entre Ardillas Rojas de Tierra, bastante curiosas.


(c) José Antonio Lama
Para esperar la caída de la tarde nos acercamos de nuevo al waterhole y gozamos muchísimo con el movimiento de aves sobre la estepa, incluyendo un grupo numeroso de Gangas Ortegas que llevaba incluida una ansiada Ganga de Pallas. Y una Bisbita de Richard se acercó al bebedero a darse un buen baño vespertino, observada atentamente por un Alcaudón del Turquestán. Durante el día la temperatura era agradable y bastaba un polar como abrigo, pero por la noche bajaba bastante y había que arroparse algo más.


Sogety Plain (c) Paco Chiclana
Se acercaron unos rangers (tipo agentes de medio ambiente) y nos comentaron que necesitábamos permiso para permanecer por allí, pero Mikhail consiguió que nos quedáramos un rato más. En el Lodge nos tomamos unas buenas cervezas kazajas que nos sentaron de lujo a pesar de no estar fresquitas.
5 de mayo.-
Al amanecer pusimos rumbo a Almaty, aunque antes disfrutamos nuevamente de las siluetas caprichosas y colores de los cantiles rocosos donde observamos Collalba Pía y Escribano Cabecigrís. Queríamos hacer una parada en Macaq y hacía allí fuimos, en 43.676284, 78.392488, y nos encontramos con un humedal muy interesante con Pájaro Moscón Cabecinegro, varias Lavanderas Boyeras ssp feldegg, Escribano Palustre, Buscarla Unicolor, etc. 


humedal en Macaq (c) Paco Chiclana
En los alrededores vimos Grullas Damiselas en vuelo, Estorninos Rosados en migración y varios Mosquiteros Verdosos. Allí apretaba el calor y tuvimos que buscar una sombra para comernos el bocata.
Deseosos de una buena ducha pusimos rumbo a Almaty con la idea de no llegar tarde, aunque nos topamos con bastante tráfico de entrada. También teníamos que volver a hora de encontrar taller abierto dado que el problema de la rueda pinchada no acababa de solucionarse.
Nos alojamos nuevamente en el Hotel Almaty y salimos a dar un paseíto por la ciudad y a tomarnos una merecida cena. Almaty es una ciudad preciosa, al menos el centro por donde deambulamos.

AREA DE TAUKUM DESERT, TOPAR LAKES, TURANGA FOREST Y RIO ILI : Taukum Desert es un área abierta de estepas y semidesiertos entre Almaty y el lago Balkhash, alrededor de la minipoblación de Kansenghel, al sureste del país. Turanga forest es un bosquete único de álamos del Éufrates que se alcanza desde Kasenghel a través de los lagos de Topar. El río Ili bordea toda esta zona por el este. 

6 de mayo.- 
Empezábamos la última etapa del tour kazajo y el propósito era trabajar el desierto de Taukum, en concreto las estepas al norte de Kansenghel. Para ello tomamos la carretera que va hacia Astaná y resultó curioso ver que esta principal vía que enlazaba las dos ciudades más importantes del país estaba en mal estado y repleta de baches. Y como ya habíamos visto anteriormente en cuanto te alejabas unos kilómetros de las urbes más importantes te encontrabas con un país muy atrasado, comprobando fuerte contraste de desarrollo entre la ciudad y el campo.
La primera parada la hicimos en el lago Sorbulak (43.631390, 76.537923), justo al lado de la carretera principal.


lago Sorbulak (c) Paco Chiclana
Vimos Pelícanos Común y Ceñudo, Gaviotas Cáspicas de varias edades, un Cormorán Pigmeo en vuelo, buenas cifras de Cerceta Carretona y Tarro Canelo y buen repertorio de limícolas. Dimos un paseo por la vegetación periférica y sacamos Carricero Agrícola, Curruca Zarcerilla, Mosquiteros Verdoso y Siberiano, Tórtola Oriental, etc.
Pasado el lago nos encontramos con una gran sorpresa, bando de miles de Estorninos Rosados en migración que ocupaban literalmente la carretera. Una gozada verlos moverse al unísono. También vimos Águila de Estepa, Aguilucho Papialbo, Alcaudón Chico y Ratonero Moro. Hicimos una parada en el árbol de los deseos, en 44.095792, 75.983923, con observaciones de Curruca Zarcerilla, Mosquitero Verdoso, Carricerín Común, Alcotán y Colirrojo Real, entre otros. 


árbol de los deseos (c) Paco Chiclana
Alcanzamos Kanshengel a la hora del almuerzo con un frío del carajo que iba en aumento, y nos tomamos una sopa y unos pinchitos en los puestos de comida del cruce de carreteras, en 44.319452, 75.549474. 


cocinando nuestros pinchitos en Kanshengel (c) Paco Chiclana
comiendo en Kansenghel (c) Fernando del Valle
La idea era dormir en tienda de campaña pero los pronósticos eran de viento, frío y lluvia y Mikhail sugirió ir a dormir a una casa de huéspedes en Araltobe, que nos pareció buena idea. Pero antes chequeamos la estepa en busca de pozos de agua, ideales para ver aves, y tomamos la carretera que iba hacia Topar. En los primeros kilómetros partía una pista a la izquierda que nos llevó al primer waterhole, en 44.350894, 75.472254 y fue espectacular.


prrimer waterhole en Taukum desert  (c) Paco Chiclana
En poco tiempo nos entraron varios Escribanos Carirrojos a beber y a bañarse, más algún Escribano Hortelano. Se dejó caer un grupo de Lavanderas Boyeras que venía en vuelo y que traía subespecies feldegg, beema y leucocephala -un buen regalo-. Un grupito de Correlimos de Temminck eran invitados de lujo del encharcamiento. 


Taukum Desert (c) Paco Chiclana
De alaúdidos por los alrededores había mogollón destacando Calandrias Común y Bimaculada, y Terreras Común y de Mongolia. Muy cerca de allí estaba instalado el campamento de yurtas de Rubythroat birding y nos acercamos a charlar con ellos un ratito. 


campamento de yurtas (c) Paco Chiclana
Volvimos nuevamente a la carretera de Kanshengel a Topar y cogimos otra pista que salía a la izquierda, más o menos a la altura del kilómetro 13. Era zona de dunas y no pudimos avanzar demasiado por temor a quedarnos atrapados en la arena, pero un paseo a pie nos dio mucha Terrera de Mongolia y un par de Gacelas Persas, en 44.425047, 75.494190. 


gacelas persas (c) Fernando del Valle
Volvimos nuevamente a la carretera y nos encaminamos hacia Araltobe. Pasamos Topar y a la altura de Zelthuranga, ya anochecido, nos cruzó en vuelo un Autillo pero sin tiempo para identificar si era Europeo o Persa. Un Chacal también se dejó ver sorprendido por las luces del vehículo. De Kanshengel a Araltobe había casi dos horas de camino y llegamos a la guesthouse a la hora de cenar, en 45.033483,75.440904.  Mikhail conocía a los dueños y nos dijo que era un antiguo centro de celebraciones venido a menos. Lo cierto es que era bastante pobre y también carecía de wifi y ducha (menos mal que las letrinas aquí no eran comunitarias, jajaj). Realmente no teníamos otro lugar donde alojarnos.


nuestro hospedaje en Araltobe (c) Paco Chiclana
7 de mayo.-
Durante la noche la temperatura bajó bastante por lo que se agradecía un buen saco de dormir o una buena manta. Nos levantamos temprano y dimos una vuelta por los jardines del alojamiento, con observaciones de Lavandera Blanca ssp personata, Herrerillo Ciáneo, Camachuelo Carminoso, Pico Aliblanco, Oropéndola India y Buscarla Pintoja. Esto compensaba lo humilde de la pensión. Araltobe es un pequeño pueblo y muy rural, rodeado de naturaleza. Desayunamos huevos fritos con salchichas (fue lo habitual en nuestros hospedajes) y partimos hacia el singular bosque de Turanga, en 45.055616, 75.290384, bastante próximo a nuestra pensión. Justo antes de llegar vimos varias Tórtolas Orientales y Palomas del Turquestán alimentándose en las cunetas. Y el bosque estaba a tope de Tarros Canelos que se movían muy a gusto en su interior. 


Turanga forest (c) Paco Chiclana
Fuimos sacando Abejero Oriental, Alcotán, Gavilán Chikra, Carbonero del Turquestán, Pico Aliblanco, etc. Nos costó ver Gorrión de Saxaul pero finalmente observamos dos ejemplares.


cementerio de Zelthuranga (c) Fernando del Valle
De allí nos trasladamos a los alrededores del cementerio de Zelthuranga, en 45.063991, 75.249643, donde vimos Zarceros de Sykes en tareas de cortejo y Curruca Zarcerilla. Y también cerca de nuestra posición nos quedaba Topar Lakes, un espacio con bastante lago salpicado. Nos detuvimos en un riachuelo que cruzaba la carretera, de abundante vegetación ribereña y palustre, en 45.077841, 75.103937 y anotamos Pájaro Moscón Cabecinegro, Carricero Agrícola, Curruca Mirlona Oriental, Pelícano Ceñudo, Carbonero del Turquestán, Herrerillo Ciáneo, Collalba Isabel, Garceta Grande...


Topar Lakes (c) Paco Chiclana
Tras el bocata fuimos al río Ili, en 44.971362, 75.783969, unos kilómetros más allá de Araltobe y camino hacia Bakanas. 


río Ili (c) Paco Chiclana
El río estuvo genial y nos ofreció Pigargo, Águila de Estepa, Gaviota Cáspica, Alcaudón del Turquestán, Mosquitero Siberiano, Lavandera Boyera ssp feldegg, Lavandera Cetrina, Lavandera Blanca ssp personata, Collalba Pía, Bisbita de Richard, Papamoscas Gris, etc. Fue un buen final de tarde en un fantástico escenario.
8 de mayo.-
Era prioritario echar gasolina y fuimos a Topar a ello, y de allí nuevamente a las estepas de Kansenghel camino de vuelta a Almaty. Visitamos el waterhole ya conocido en 44.350894, 75.472254 y la gran sorpresa fue ver un grupo de cinco Gangas de Pallas cerca del punto de agua, alimentándose entre la vegetación. No entraron a beber pero sí lo hicieron Escribanos Carirrojos, algunas Gangas Ortegas y Lavandera Boyera ssp tschutschensis y thumbergi. Lo curioso fue ver cómo en medio de aquella inmensa llanura desértica nos sobrevolaron un Fumarel Aliblanco y dos Charranes Comunes. De rapaces no estuvo mal la cosa, con Halcón Tagarote, Esmerejón y Ratonero Moro.
Nos acercamos a otro waterhole en 44.355597, 75.439932 y el pequeño pozo estaba coronado por un Roquero Rojo que debía de estar descansando en su viaje migratorio. 


segundo waterhole en Taukum Desert (c) Paco Chiclana
También vimos algunos Cuervos Desertícolas en los alrededores. Queríamos localizar Chorlitos Asiáticos Chicos y buscamos zona de estepa donde la vegetación no fuera demasiado alta y, bingo, en la primera parada nos encontramos con un buen grupete tras montar los telescopios, en 44.362832, 75.417832. También algunas Grullas Damiselas en vuelo. No hubo tiempo para las Hubaras de Macqueen. 


Taukum Desert (c) Paco Chiclana
Curiosamente por allí había instalado otro campamento de yurtas, por lo que parece que eligen puntos clave para su ubicación.

Y tristemente nuestro periplo kazajo iba tocando a su fin y pusimos rumbo a Almaty. Al pasar por el árbol de los deseos vimos que estaba a tope de Estorninos Rosados. Los Dromedarios pastando en las praderas verdes nos daban la despedida.


campo con dromedarios (c) Paco Chiclana
Esa noche nos dimos un paseo por Almaty con cenita incluida. De nuevo nos alojamos en el Hotel Almaty, muy cómodo y acogedor.


nuestras vistas desde el Hotel Almaty (c) Fernando del Valle
Para diseñar el recorrido utilicé principalmente reports de viajeros que habían ido por libre:
-Birding Kazakhstan , May 2016. Mans Grundsten y Claes Wikstrom
-Kazakhstan, may-june 2013. Jacob
-Kazakhstan, may 2012. Graham Talbot
 Mi amigo Santi Villa, de Spainbirds, me dio consejos interesantes.

Como guía de aves usamos "Birds of Central Asia", Helm Field Guides, de Raffael Ayé, Manuel Schweizer y Tobias Roth.

El maps.me nos fue muy útil para movernos por el país.



LISTADO DE ESPECIES
Perdigallo Himalayo – Himalayan Snowcock
Perdiz Chukar - Chukar


(c) José Antonio Lama
Faisán Común - Common Pheasant
Ansar Siberiano - Greylag Goose ssp rubirostris
Cisne Vulgar - Mute Swan
Cisne Cantor – Whooper Swan
Tarro Canelo - Ruddy Shelduck


(c) José Antonio Lama
Tarro Blanco – Common Shelduck
Anade Rabudo – Northern Pintail
Cuchara Europeo – Northern Shoveler
Anade Azulón – Mallard
Anade Friso – Gadwall
Cerceta Carretona – Garganey
Cerceta Común – Common Teal
Silbón Europeo – Eurasian Wigeon
Porrón Europeo – Common Pochard
Porrón Moñudo - Tufted Duck
Pato Colorado – Red-crested Pochard
Porrón Osculado – Common Goldeneye
Serreta Chica - Smew
Zampullín Chico - Little Grebe  
Zampullín Cuellinegro - Black-necked Grebe
Somormujo Lavanco - Great Crested Grebe  
Cigüeña Negra - Black Stork
Espátula Común – Eurasian Spoonbill
Martinete Común - Black-crowned Night Heron
Garza Real - Grey Heron
Garceta Grande - Great Egret 
Pelícano Común – Great White Pelican


(c) José Antonio Lama
Pelícano Ceñudo – Dalmatian Pelican


(c) Fernando del Valle
Cormorán Grande – Great Cormorant
Cormorán Pigmeo - Pygmy Cormorant  
Halcón Tagarote – Barbary Falcon
Halcón Sacre – Saker Falcon
Cernícalo Primilla – Lesser Krestel
Cernícalo Común - Krestel
Cernícalo Patirrojo – Red-footed Falcon


(c) Fernando del Valle
Alcotán – Eurasian Hobby
Esmerejón – Merlin 
Abejero Oriental – Crested Honey-buzzard


(c) Paco Chiclana
Pigargo - White-tailed Eagle  
Milano Negro – Black Kite ssp lineatus y migrans
Aguilucho Pálido – Hen Harrier
Aguilucho Papialbo – Pallid Harrier
Aguilucho Lagunero Occidental – Western Marsh Harrier  
Gavilán Chikra - Shikra
Ratonero Moro  - Long-legged Buzzard ssp rufinus


(c) José Antonio Lama
Ratonero de Estepa - Steppe Buzzard ssp vulpinus
Aguila Real – Golden Eagle
Aguila de Estepa – Steppe Eagle


(c) José Antonio Lama
Grulla Damisela – Demoiselle Crane


(c) Paco Chiclana
Grulla Común – Common Crane
Focha Común  - Eurasian Coot 
Gallineta Común - Common Moorhen 
Cigueñuela Común - Black-winged Stilt 
Avoceta Común – Pied Avocet
Ostrero Europeo – Eurasian Oystercatcher
Picoibis - Ibisbill


(c) José Antonio Lama
Avefría – Northern Lapwing
Chorlitejo Mongol Grande – Greater Sand Plover
Chorlitejo Asiático Chico - Caspian Plover  


(c) José Antonio Lama
Chorlitejo Chico  - Little Ringed Plover
Aguja Colinegra – Black-tailed Godwit
Zarapito Trinador – Whimbrel
Archibebe Común - Common Redshank
Andarríos Grande - Green Sandpiper
Andarríos Chico - Common Sandpiper  
Correlimos de Temminck - Temminck’s Stint
Correlimos Común – Dunlin
Combatiente – Ruff
Canastera Alinegra - Black-winged Pratincole
Gaviota Reidora - Black-headed Gull 
Gaviota Cáspica - Caspian Gull  /   Gaviota de Estepa – Steppe Gull ssp barabensis


(c) Paco Chiclana
(c) José Antonio Lama
Gavión Cabecinegro – Great Black-headed Gull


(c) Fernando del Valle
Pagaza Piquirroja – Caspian Tern
Charrán Común – Common Tern
Fumarel Aliblanco - White-winged Tern 
Ganga Ortega – Black-bellied Sandgrouse
Ganga de Pallas – Palla’s Sandgrouse


(c) Paco Chiclana
Paloma Bravía - Rock Dove
Paloma del Turquestán – Yellow-eyed Pigeon


(c) Fernando del Valle
Paloma Torcaz - Wood Pigeon 
Tórtola Europea- European Turtle Dove
Tórtola Oriental – Oriental Turtle Dove


(c) José Antonio Lama
Tórtola Turca – Eurasian Collared Dove
Cuco Común – Common Cuckoo
Lechuza de Tengmalm - Tengmalm’s Owl
Vencejo común – Common Swift 
Carraca –European Roller
Abejaruco Común –European Bee-eater
Abubilla  - Eurasian Hoopoe
Pico Aliblanco - White-winged Woodpecker


(c) Fernando del Valle
Pico Tridáctilo – Three-toed Woodpecker
Alcaudón del Turquestán – Turkestan Shrike


(c) José Antonio Lama
Alcaudón Isabel – Daurian Shrike
Alcaudón Chico – Lesser Grey Shrike
Alcaudón de Estepa - Asian Grey Shrike ssp pallidirostris
Cascanueces - Eurasian Nutcracker
Urraca – Common Magpie
Chova Piquirroja – Red-billed Chough
Chova Piquigualda – Yellow-billed Chough
Graja – Rook


(c) Paco Chiclana
Corneja Negra – Carrion Crow
Corneja Cenicienta – Hooded Crow 
Cuervo – Common Raven
Cuervo Desertícola - Brown-necked Raven
Grajilla – Eurasian Jackdaw ssp soemmerringii


(c) José Antonio Lama
Oropéndola India - Indian Golden Oriole
Carbonero Común  - Great Tit
Carbonero del Turquestán – Turkestan Tit


(c) Paco Chiclana
Carbonero Garrapinos – Coal Tit
Carbonero Montano de Songar - Songar Tit
Herrerillo Ciáneo - Azure Tit

(c) José Antonio Lama
Pájaro Moscón Cabecinegro - Black-headed Penduline Tit
Pájaro Moscón Coronado - White-crowned Penduline Tit


(c) José Antonio Lama
Avión Zapador – Sand Martin
Avión Pálido - Pale Martin

(c) José Antonio Lama
Avión Roquero – Eurasian Crag Martin
Golondrina Común - Barn Swallow
Avión Común – Northern House Martin
Calandria – Calandra Lark
Calandria Bimaculada – Bimaculate Lark
Calandria Aliblanca – White-winged Lark


(c) José Antonio Lama
Calandria Negra – Black Lark


(c) José Antonio Lama
Cogujada Común - Crested Lark
Terrera Común – Greater Short-toed Lark
Terrera de Mongolia - Asian Short-toed Lark


(c) Paco Chiclana
Alondra Común – Eurasian Skylark
Alondra Cornuda – Horned Lark


(c) Fernando del Valle
Ruiseñor Bastardo – Cetti´s Warbler
Buscarla Unicolor - Savi´s Warbler
Buscarla Pintoja – Common Grasshopper Warbler 
Carricerín Común – Sedge Warbler
Carricero Estentóreo – Clamorous Reed Warbler
Carricero Agrícola – Paddyfield Warbler
Zarcero Escita – Booted Warbler
Zarcero de Sykes – Sykes’s Warbler


(c) Paco Chiclana
Mosquitero Siberiano – Siberian Chiffchaff ssp tristis


(c) José Antonio Lama
Mosquitero del Pamir – Sulphur-bellied Warbler
Mosquitero de Hume – Hume´s Leaf Warbler ssp humei


(c) Fernando del Valle
Mosquitero Verdoso - Greenish Warbler ssp viridianus


(c) José Antonio Lama
Curruca Mirlona Oriental – Eastern Orphean Warbler
Curruca Zarcerilla - Lesser Whitethroat y ssp althaea (Curruca de Hume)


(c) Paco Chiclana
Treparriscos – Wallcreeper


(c) José Antonio Lama
Agateador Norteño – Eurasian Treecreeper


(c) José Antonio Lama
Chochín – Winter Wen
Miná Común – Common Myna


(c) Fernando del Valle
Estornino Rosado – Rosy Starling


(c) Fernando del Valle
Estornino Pinto – Common Starling
Roquero Solitario – Blue Rock Thrush
Roquero Rojo – Common Rock Thrush
Mirlo Común – Eurasian Blackbird
Zorzal Charlo – Mistle Thrush
Ruiseñor Común – Common Nightingale 
Ruiseñor Pechinegro del Himalaya – Himalayan Rubythroat


(c) José Antonio Lama
Pechiazul – Bluethroat ssp pallidogularis


(c) Fernando del Valle
Colirrojo Capiazul - Blue-capped Redstart


(c) José Antonio Lama
Colirrojo de Eversmann - Eversmann’s Redstart


(c) Fernando del Valle
Colirrojo Real - Common Redstart spp phoenicurus
Colirrojo Tizón – Black Redstart
Colirrojo de Guldenstadt – Guldenstadt´s Redstart


(c) Paco Chiclana
Tarabilla Oriental – Siberian Stonechat


(c) José Antonio Lama
Collalba Gris – Northern Wheatear
Collalba Isabel – Isabelline Wheatear


(c) José Antonio Lama
Collalba Desértica – Desert Wheatear
Collalba Pía – Pied Wheatear


(c) Fernando del Valle
Papamoscas Gris – Spotted Flycatcher 
Papamoscas Cerrojillo – Pied Flycatcher
Gorrión de Saxaul – Saxaul Sparrow


(c) José Antonio Lama
Gorrión Común - House Sparrow 
Gorrión Indio – Indian Sparrow
Gorrión Molinero – Eurasian Tree Sparrow
Acentor Pardo - Brown Accentor


(c) Fernando del Valle
Acentor Gorginegro – Black-throated Accentor


(c) José Antonio Lama
Acentor del Himalaya – Altai Accentor


(c) Fernando del Valle
Mirlo Acuático Pardo - Brown Dipper  


(c) Paco Chiclana
Ampelis Europeo - Bohemian Waxwing 
Lavandera Blanca – White Wagtail ssp personata y alba


ssp personata (c) Paco Chiclana
Lavandera Cetrina – Citrine Wagtail ssp citreola


(c) Paco Chiclana
Lavandera Boyera – Yellow Wagtail ssp beema, feldegg, thunbergi, tschutschensis y leucocephala


ssp feldegg (c) José Antonio Lama
Lavandera Cascadeña - Grey Wagtail
Bisbita de Richard – Richard’s Pipit
Bisbita Campestre -Tawny Pipit
Bisbita Arbóreo – Tree Pipit
Bisbita Alpino  – Eastern Water Pipit ssp blakinstoni
Pardillo Común – Common Linnet
Verdecillo Carinegro – Red-fronted Serin


(c) Fernando del Valle
Pinzón Montano de Hodgson - Plain Mountain Finch


(c) José Antonio Lama
Pinzón Montano de Brandt – Brandt’s Mountain Finch
Camachuelo Alirrojo Asiático - Eurasian Crimson-winged Finch


(c) Fernando del Valle
Camachuelo Mongol - Mongolian Finch
Camachuelo Carminoso - Common Rosefinch


(c) Paco Chiclana
Camachuelo Dorsirrojo - Red-mantled Rosefinch


(c) José Antonio Lama
Picogordo Aliblanco - White-winged Grosbeak


(c) José Antonio Lama
Escribano de Stewart - White-capped Bunting


(c) José Antonio Lama
Escribano Montesino – Rock Bunting
Triguero  - Corn Bunting
Escribano Cabecigrís – Grey-necked Bunting


(c) José Antonio Lama
Escribano Hortelano – Ortolan Bunting
Escribano Carirrojo – Red-headed Bunting


(c) Fernando del Valle
Escribano Palustre – Reed Bunting