Translate

miércoles, 1 de febrero de 2012

Holanda 2012

grupo © Oscar Rodríguez
hilera central con miles de porrones bastardos © Fernando del Valle

barnacla carinegra, subespecie nigricans © Fernando del Valle

barnacla carinegra, subespecie hrota © Oscar Rodríguez

paisaje © Oscar Rodríguez

serreta chica © Fernando del Valle

serreta grande © J. A. Lama

gavión hiperbóreo © Fernando del Valle

ánsares careto y común © Fernando del Valle

barnacla cariblanca © Oscar Rodríguez


HOLANDA 2012

Del 21 al 24 de enero.
Participantes: Fernando del Valle, Mario Martín, Ricardo Martín-Baylo, Alfonso Barragán, Oscar Rodríguez, José Antonio Lama y Paco Chiclana.


Por tercer año consecutivo nos hemos regalado una escapada pajaril a Holanda en busca de aves invernantes. A pesar de haber sido un invierno no demasiado frío, nuestras expectativas se han visto cumplidas. Esta vez volamos desde Sevilla hacia Weeze (aeropuerto Dusseldorf – Weeze) –Alemania- con Ryanair, y de allí pasamos a Holanda con coche alquilado en Europcar. El único problema es que el tour ha sido muy corto, por imperativo laboral, con sólo dos días completos de observación ornitológica, 22 y 23 de enero, y pocas horas de luz al amanecer a las 8,30 h. y oscurecer sobre las 17,30 h.

Los lugares donde hemos disfrutado a tope, de manera resumida, han sido:

---Kraaijemberse: humedal ubicado a unos cincuenta minutos en coche al oeste de Weeze, cerca de la frontera. Allí observamos los primeros porrones osculados del viaje y una bonita hembra de havelda. En los campos contiguos un bando pequeño de ánsares pero afortunadamente muy variado, destacando ánsares caretos, campestres (todos de la subespecie rossicus -a excepción de un fabalis-) y ánsar piquicorto.

---Stormvloedkeving in de Oosterschelde: playa abierta al mar situada al suroeste del país. Espectacular la agrupación de gaviotas argénteas sumando varios centenares, incluyendo ambas subespecies, tanto argenteus como argentatus, además de algún gavión hiperbóreo y más de un atlántico. El viento soplaba con fuerza y era una chulada ver como las gaviotas canas jugaban en los rompeolas y en las aguas batidas. En la margen rocosa bisbita costero y correlimos oscuro.

---Lauwersmeer: parque nacional situado al norte de Groningen. Cifras increíbles de barnaclas cariblancas, con bandos mono-específicos compuestos por varios miles. Brillante cuando levantaban el vuelo al unísono entre el verde de los pastos y el azul del cielo. También varios ratoneros muy pálidos, casi blancos, muy distintos a los que tenemos por el sur, y uno de ellos arrebatando el desayuno a un gran azor.

---Dique de Ijsselmeer: viniendo desde Groningen, desde el este, un poco antes de alcanzar el dique está Cornwerd. Preciosos pastizales con abundancia de barnaclas carinegras, donde en un grupo de unas doscientas sacamos dos ejemplares de la subespecie nigricans y un ejemplar de la subespecie hrota –ante nosotros barnaclas procedentes de Alaska, Svalbard y Rusia- ¡alucinante!-. En este punto, en media hora, tuvimos sol, viento, frío, lluvia y de nuevo sol. Además, tras los chubascos, el ambiente quedaba marcado por intensos colores limpios y deslumbrantes. A tiro de piedra estaba la entrada al dique con buen número de serretas grandes y chicas en las aguas más tranquilas y remansadas. Pasado el gran puente fuimos en busca de una inmensa concentración de porrón bastardo en el mar interior, localizando un número aproximado de quince mil patos en Dijkwielen ¡cifra record!. Impresionante observar toda la “porronada” en una hilera que podía tener más de dos kilómetros de larga.

Y más y más sorpresas, como tres escribanos nivales en la costa norte frente a la isla frisona de Ameland, concretamente en Ternaard, y un mosquitero de Hume en un pequeño bosquete urbano en Katwijk aan Zee, al norte de La Haya. Y perdiz pardilla, corzos, muchas más especies de aves, cervecita, animadas charlas pajariles en la furgona, etc.; en definitiva ¡de ensueño!.

Quiero reseñar especialmente que el éxito del viaje se lo debemos a Fernando del Valle, quien ha dedicado muchas horas a su preparación y, en especial, al seguimiento de las especies y localización a través de la web www.waarneming.nl