Translate

martes, 16 de septiembre de 2014

Sudáfrica 2014 (Ciudad del Cabo y áreas cercanas)

 OJO: entrada no terminada
 por Paco Chiclana

   Del 31 de julio al 8 de agosto de 2014

Participantes:
José Antonio Lama, Mario Martín, Paco Chiclana y nuestras respectivas familias.


grupo (c) paco chiclana
Recorrido realizado (marcado en la imagen en línea negra: ).- 



Resumen.-
Ha sido un viaje turístico, no ornitológico, pero enfocado a conocer y disfrutar las bondades y exquisiteces de Ciudad del Cabo y áreas cercanas, sobre todo aquellas que ofrecen expresiones sobresalientes de naturaleza y vida salvaje. La Table Mountain, majestuosa e imponente, dominó todo el tiempo la ciudad y sus alrededores, imponiendo su presencia de manera continuada. La mezcla de montaña y mar, con grandes acantilados besados por enérgicas olas, resultó mágicamente arrebatadora e inolvidable.
Durante nuestra visita el invierno tocaba a su fin y gozamos de un clima fresco y agradable. Sólo nos llovió en alguna ocasión y no fue impedimento para desarrollar las actividades planeadas. Las horas de luz transcurrieron entre las siete y media de la mañana y las ocho de la tarde.

casa con leyenda de Mandela (c) paco chiclana
Fueron muchos los lugares visitados, quedándose pendientes otros por falta de tiempo. Seguidamente relaciono los que se mostraron muy interesantes:

---Camps Bay (Ciudad del Cabo).-
Lugar de nuestro alojamiento. Tuvimos alquilada una bonita y gran casa, de amplias zonas comunes y abierta al mar, que nos obsequió varias yubartas y los primeros albatros desde su observatorio. Es una zona residencial sita a diez minutos de Ciudad del Cabo, con una hermosa playa de arena blanca y fina bajo la inmensidad de las colinas de los Doce Apóstoles.

los doce apóstoles (c) paco chiclana
Ciudad del Cabo está desterrando la inseguridad ciudadana y se está convirtiendo en una ciudad emergente, vitalista, pero sigue siendo palpable la enorme brecha entre  blancos y negros. Aunque siempre hemos sido precavidos, no hemos visto muestras de la inseguridad ciudadana que lleva asociada esta región siempre que lees sobre ella.
En la capital resulta interesante visitar el Waterfront, complejo de restaurantes y tiendas a lo largo de los muelles del puerto donde puede verse regularmente lobos marinos o focas de El Cabo, bien nadando o bien descansando bajo la Torre del Reloj. Los jardines botánicos de la Compañía, junto a las Casas del Parlamento, también resultaron muy atractivos.


torre del reloj (c) mario martín
La subida a Signal Hill, pulmón de la ciudad, es muy recomendable para obtener excelentes vistas y comprobar la situación estratégica de Cape Town, entre el mar y la montaña.

Ciudad del Cabo (c) mario martín
 ---Parque Nacional West Coast.-
Situado a unos cien kilómetros al noroeste de Ciudad del Cabo, alberga una gran variedad de especies tanto de flora como de fauna, siendo espectacular la floración en los meses primaverales de agosto y septiembre. Nosotros llegamos un poco antes del despegue ornamental, pero ya vimos indicios muy llamativos y la visita fue muy gratificante.


eland común (c) jose antonio lama
Una pareja de avestruces con muchos retoños nos dejó boquiabiertos a todos, además de varias especies de antílopes como gran kudú, eland común o el incomparable bontebok (damalisco). 


bontebok (c) jose antonio lama
El centro de visitantes Geelbek posee un restaurante muy majo, con gastronomía local, y posibilita acceso a varios observatorios sobre la laguna Langebaan, donde localizamos los primeros chorlitejos tricollar.


Geelbek (c) paco chiclana
En los alrededores, entre otras muchas especies, grulla del Paraíso y aguilucho negro. 


playa en west coast (c) paco chiclana
Cruzamos el parque y nos asomamos al mar Atlántico en Tsaarsbank, donde la belleza del lugar, la vitalidad del mar, los ostreros negros africanos estratégicamente posicionados en las rocas, y los primeros petreles gigantes dominando la bravura de las olas nos dejaron nuevamente hipnotizados.

gaviota plateada surafricana en Tsaarsbank (c) paco chiclana
---Chapman´s Peak Drive.-
Recorrido de unos diez kilómetros que parte en dirección sur desde Hout Bay, al suroeste de la península. Desde la cima hay unas magníficas vistas del océano Atlántico. Allí vimos, entre otras lindezas, apalis acollarado y busardo augur meridional.


desde Chapman´s Peak (c) mario martín

desde Chapman´s Peak (c) paco chiclana
Unos veinte kilómetros más al sur está Kommetjie, pequeño pueblo marinero ideal para asomarte al mar y ver charrán antártico.

Kommetjie (c) paco chiclana
---Reserva Natural Cabo de Buena Esperanza.-
Creada en la península de El Cabo para proteger su patrimonio natural, con varios kilómetros de costa y de majestuosos acantilados, acoge a Cape Point y a Cape of Good Hope. Los navegantes le dieron este nombre al tener esperanza de seguir rutas que les llevaran a las indias.


cabo de buena esperanza (c) paco chiclana
Aparte de los cortados acoge unas planicies rebosantes de avifauna localizadas en los puntos más meridionales de Africa, junto al Cabo Agulhas. Comimos rodeados de estorninos alirrojos especializados en robar comida a los turistas, lo que comprobamos personalmente. 


papión chacma (c) jose antonio lama
A la vuelta nos topamos con papiones chacma, avestruces y con un elegantísimo mielero-abejaruco de El Cabo, entre otros.


cape point (c) paco chiclana
Allí confluyen dos océanos, Atlántico e Indico, y dos corrientes importantes. Las aguas frías de la corriente de Benguela ascienden por el oeste mientras que las cálidas de la corriente de Agulhas lo hacen por el este, provocando con ello una gran riqueza marina.

---Simon´s Town.-
Antiguo puerto ballenero, y después base naval, situado en el extremo sur de False Bay, bahía abierta al Océano Indico. Los navegantes confundían la silueta de sus cabos y por eso la bautizaron como bahía falsa. En una de sus playas, Boulder´s Beach, reside una gran colonia de pingüino del Cabo entre sus grandes piedras de cantos rodados.

boulder´s beach (c) paco chiclana

pingüino del Cabo en boulder´s beach (c) paco chiclana
A estas alturas del año ya tiene las crías bastante crecidas y fue un verdadero placer observarlos en sus quehaceres diarios, así como descansando  y nadando en sus aguas cristalinas. La colonia tuvo su origen en el año 1983 y es una de las pocas existentes en zona continental. También vimos allí damanes de las rocas, familiarmente conocidos como dassies.


dassie (c) paco chiclana
---Hermanus.-
Situado a poco más de cien kilómetros al sudeste de Ciudad del Cabo, es destino ideal para el avistamiento de ballenas.


Hermanus (c) paco chiclana
Existen varias empresas dedicadas a esta actividad y no reservamos con antelación. La salida duró unas dos horas y fuimos a una costa cercana donde encontramos exitosamente varias ballenas francas australes, algunas con sus ballenatos. Una gozada verlas a placer. En una ocasión el agua de un sifonazo me refrescó la cara y me sentí privilegiado. 


ballena franca austral (c) jose antonio lama
Las ballenas visitan la bahía de julio a diciembre y vienen desde la Antártida para reproducirse en sus tranquilas aguas.


bahía de Hermanus (c) paco chiclana

---Gaansbay.- 
A unos cuarenta kilómetros de Hermanus se encuentra este puerto conocido por ofrecer inmersiones junto al Gran Blanco, y allí fuimos en busca de más aventura. Esta salida sí la reservamos un par de días antes para asegurarnos llevarla a cabo dado su alta demanda. Efectuamos la salida con http://www.sharkcagediving.net y resultó altamente fructífera. Duró unas seis horas y nos llevaron a una zona donde garantizaban al Tiburón Blanco. Allí mantienen unas jaulas en el agua, con ceba a su alrededor, donde los escualos suelen estar aquerenciados. La inmersión en la jaula se hace enfundado en traje de neopreno y la zambullida es en aguas frías, a unos quince grados. Nosotros tuvimos a nuestro alrededor varios tiburones, en nuestras narices, el mayor de ellos de unos cinco metros de largo ¡impactante al máximo! 


tiburón blanco (c) paco chiclana
A la vuelta nos acercaron a Geysers rock, una pequeña isla colonizada por las focas del cabo y repleta de crías creciditas y dispuestas a sus primeros contactos con el agua.


focas del Cabo (c) mario martín
Allí vimos también los únicos cormoranes de bajío del viaje, más algunos pingüinos del Cabo alimentándose. De vuelta, varios págalos subantárticos nos siguieron obteniendo como recompensa varios bocatas de la tripulación. También nos topamos con un par de ballenas francas australes que nos regalaron mejores planos que en Hermanus.

---Avistamiento de pelágicas.-
Teníamos reservada una salida para observación de aves pelágicas con http://www.capetownpelagics.com que también resultó altamente satisfactoria. Sólo realizan salidas en fines de semana, o sábado o domingo, dependiendo de que el clima posibilite la navegación. La salida se fastidió en nuestro finde por mal tiempo mar adentro, y rogamos a la empresa que nos sacara al mar cualquier día de la semana aunque fuera dirigida exclusivamente a nosotros tres y el precio final fuera algo mayor (los pajareros del grupo familiar). Lo conseguimos y finalmente salimos el último día de nuestra estancia en Ciudad del Cabo.


cabo de buena esperanza y cape point desde el mar (c) mario martín
Navegamos y la mayoría de las pelágicas las observamos entre quince y treinta millas siguiendo a los arrastreros. 


cientos de aves siguiendo al arrastrero (c) mario martín
Realmente espectacular la nube de especies interesantes que llevan estos barcos tras ellos, especialmente al levantar las redes. Centenares de aves entre albatros, petreles, alcatraces, paíños y pardelas que nos dejaron completamente alucinados ¡sueño conseguido! El más espectacular fue el albatros real por su belleza e inmensa envergadura. Los albatros ojeroso, clororrinco y frentiblanco son de tamaño medio aunque igualmente cautivadores. Los grupos de petreles pintados sobre la superficie marina, mezclados con petreles gigantes, eran absolutamente flipantes. La salida tuvo lugar entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde, y nos pasó el tiempo “volando”.


albatros, petreles, págalos, alcatraces... (c) jose antonio lama
A la vuelta, cuando navegábamos cerca del Cabo de Buena Esperanza, observamos una preciosa yubarta dando saltos y jugando a dar coletazos con el mar. Estuvo tan cerca de nosotros que el corazón parecía salirse del pecho. Sobrecogedor, adrenalínico y, quizás, lo más excitante del viaje.

yubarta (c) paco chiclana
Notas.-
En Suráfrica hay once idiomas oficiales, algo lógico dado su carácter multirracial. Evidentemente, no es necesario conocerlos todos para desenvolverse y basta con saber inglés para entenderse. El afrikáans tiene también una fuerte implantación en el país.
Hay que pagar entrada a muchos espacios naturales, por lo que la obtención de la Wild Card es una opción a considerar si se van a visitar muchos parques nacionales y reservas.
Muy recomendable visitar la web oficial de los parques nacionales para planificar el viaje: http://www.sanparks.org

South Africa National Parks (c) paco chiclana
Aunque se puede pagar con tarjeta en casi todos sitios, es bueno llevar algo de moneda local –rand sudafricano- con un cambio aproximado de 14 rand = 1 euro en nuestra estancia. Es muy útil para pagar en gasolineras, propinas y pagos de menor entidad. El rand toma su nombre de witwatersrand, referido en afrikáans a la elevación sobre la que la ciudad de Johannesburgo se asentó y donde hubo grandes yacimientos de oro.
Llegamos a Ciudad del Cabo, procedentes de Johannesburgo, en un vuelo interno operado por Kulula, donde recogimos dos coches de alquilar con Europcar. El  vuelo a Johannesburgo lo efectuamos con la British Airways desde Londres. Cuando acabó nuestra estancia en Ciudad del Cabo volvimos a volar con Kulula hacia Johannesburgo, donde teníamos alquilados 3 coches con Budget para dirigirnos al Parque Nacional Kruger. Los días pasados en Johannesburgo, en Kruger y visitando la Ruta Panorámica son objeto de otra entrada en el blog.

En el viaje nos servimos de algunos libros para identificación de fauna:
---“Roberts Bird Guide”, de Hugh Chittenden
---“Birds of Southern Africa”, de Ian Sinclair, Phil Hockey, Warwick Tarboton y Peter Ryan
---“Birds of Africa south of the Sahara”, de Ian Sinclair y Peter Ryan
---“Birds of Southern Africa”, de Kenneth Newman
---“Guía de bolsillo de los mamíferos de Africa”, de J. Kingdon


LISTADO DE AVES OBSERVADAS.-
P.D.- la cámara de fotos destinada a la toma de imágenes de fauna sufrió un accidente al principio del viaje, lo que acarreó la pérdida de muchas instantáneas y la falta de calidad en otras. Reitero que no fue un viaje ornitológico, a excepción de la salida para pelágicas, y las aves observadas son las que fueron apareciendo a nuestro paso.

PINGUINOS
--African Penguin – Pingüino del Cabo
ALBATROS
--Northern Royal Albatross –Albatros Real
--Black-browed Albatross –Albatros Ojeroso
--Atlantic Yellow-nosed Albatross –Albatros Clororrinco Atlántico
--Indian Yellow-nosed Albatross –Albatros Clororrinco Indio
--Shy Albatros –Albatros Frentiblanco
PETRELES Y PARDELAS
--Northern Giant Petrel –Petrel Gigante Subantártico
--Southern Giant Petrel –Petrel Gigante Antártico
--White-chinned Petrel –Petrel gorgiblanco
--Pintado Petrel –Petrel Damero
--Sooty Shearwater –Pardela Sombría
PAIÑOS
--Wilson´s Storm Petrel –Paíño de Wilson
ALCATRACES
--Cape Gannet –Alcatraz del Cabo
CORMORANES
--Cape Cormorant –Cormorán del Cabo
--Bank Cormorant –Cormorán de Bajío
--Crowned Cormorant –Cormorán Coronado
--White-breasted Cormorant – Comorán Grande Africano
--Long-tailed Cormorant – Cormorán Africano
ANHINGAS
--African Darter – Anhinga Africana
ARDEIDAS
--Grey Heron –Garza Real
--Black-headed Heron- Garza Cabecinegra
--Great White Egret –Garceta Grande
--Little Egret –Garceta Común
--Cattle Egret –Garcilla Bueyera
FLAMENCOS, ESPÁTULAS Y AFINES
--Greater Flamingo –Flamenco Común
--Lesser Flamingo –Flamenco Enano
--African Sacred Ibis –Ibis Sagrado
--Hadada Ibis –Ibis Hadada
PELICANOS
--Great White Pelican –Pelícano Común
ANATIDAS
--Egyptian Goose –Ganso del Nilo
--Cape Shoveler –Cuchara de El Cabo
--Cape Teal –Cerceta de El Cabo
--Yellow-billed Duck –Anade Picolimón
ZAMPULLINES
--Little Grebe –Zampullín Chico
--Crested Grebe –Somormujo Lavanco
RAPACES
--Jackal Buzzard --Busardo Augur Meridional
--Black-shouldered Kite –Elanio Azul
--Black Harrier –Aguilucho Negro
--African Marsh Harrier –Aguilucho Lagunero Africano
--Peregrine Falcon –Halcón Peregrino
--Rock Kestrel –Cernícalo Vulgar Africano
PINTADAS
--Helmeted Guineafowl –Pintada Común
FRANCOLINES
--Cape Francolin –Francolín de El Cabo
GRULLAS
--Blue Crane –Grulla del Paraíso
RALIDOS
--Red-Knobbed Coot --Focha Moruna
--Moorhen –Gallineta Común
LIMICOLAS
--Three-banded Plover –Chorlitejo Tricollar
--Grey Plover --Chorlito Gris
--Blacksmith Lapwing –Avefría Armada
--African Black Oystercatcher --Ostrero Negro Africano
--Whimbrel --Zarapito Trinador
--Avocet --Avoceta
--Black-winged Stilt –Cigueñuela Común
PAGALOS
--Subantartic Skua –Págalo Subantártico
LARIDOS
--Hartlaub´s Gull –Gaviota Plateada Surafricana
--Grey-headed Gull –Gaviota Cabecigrís
--Kelp Gull –Gaviota Cocinera (subespecie vetula)
--Caspian Tern –Pagaza piquirroja
--Swift Tern –Charrán Piquigualdo
--Antarctic Tern –Charrán Antártico
PALOMAS Y AFINES
--Ring-necked Dove –Tórtola de El Cabo
--Laughing Dove –Tórtola Senegalesa
--Speckled Pigeon –Paloma de Guinea
VENCEJOS
--Alpine Swift –Vencejo Real
--African Black Swift –Vencejo de El Cabo
ABUBILLAS
--African Hoopoe –Abubilla Africana
AVESTRUCES
--Common Ostrich --Avestruz
PICOS
--Cardinal Woodpecker –Pito Cardenal
ALONDRAS
--Cape Clapper Lark –Alondra Aplaudidora de El Cabo
--Large-billed Lark –Cogujada Picogorda
HIRUNDINIDOS
--Plain Martin (morfo oscuro) –Avión Paludícola (Avión de Pantano)
--Rock Martin –Avión Isabelino (Avión Roquero Africano)
BISBITAS
--Cape Longclaw –Bisbita de El Cabo
LAVANDERAS
--Cape Wagtail –Lavandera de El Cabo
CORVIDOS
--Cape Crow –Cuervo de El Cabo
--Pied Crow –Cuervo Pío
--White-necked Raven –Cuervo Cuelliblanco
PARIDOS
--Grey Tit –Carbonero Gris
TURDIDOS Y AFINES
--Olive Thrush –Zorzal Oliváceo (también subespecie smithi)
--Cape Robin-chat –Cosifa Cafre
--Karoo Scrub-robin –Alzacola del Karoo
COLLALBAS Y AFINES
--Familiar Chat –Colinegro Familiar
--African Stonechat –Tarabilla Común Africana
BULBULES
--Sombre Greenbul –Bulbul de Zanzíbar
--Cape Bulbul –Bulbul de El Cabo
APALIS
--Black-throated Apalis –Apalis Acollarado
TORDINOS
--Cape Grass-warbler –Yerbera de El Cabo
BUITRONES Y AFINES
--Neddicky –Cistícola Coronirrufo
--Levaillant´s  Cisticola –Cistícola de Levaillant
--Karoo Prinia –Prinia del Karoo
ALCAUDONES Y AFINES
--Common Fiscal –Alcaudón Fiscal
--Southern Boubou –Bubú Ferrugíneo
--Bokmakierie –Bubú Silbón
ESTORNINOS
--Red-winged Starling –Estornino Alirrojo
--African Pied Starling –Estornino Bicolor
--Common Starling –Estornino Pinto
--Black-bellied Glossy Starling –Estornino Ventrinegro
MIELEROS
--Cape Sugarbird –Mielero-abejaruco de El Cabo
SUIMANGAS
--Malachite Sunbird –Suimanga Malaquita
--Southern Double-collared Sunbird –Suimanga Acerado
--Greater Double-collared Sunbird –Suimanga Bicollar
--Orange-breasted Sunbird –Suimanga Pechinaranja
ANTEOJITOS
--Cape White-eye –Anteojitos de El Cabo
GORRIONES
--House Sparrow –Gorrión Común
--Cape Sparrow –Gorrión de El Cabo
TEJEDORES, ESTRILDAS Y AFINES
--Cape Weaver –Tejedor de El Cabo
--Southern Masked Weaver –Tejedor Enmascarado
--Yellow Bishop –Obispo Culigualdo
FRINGILIDOS
--Yellow Canary –Serín Amarillo
--Cape Canary –Serín Dorsigris
--Brimstone Canary –Serín Azufrado
--White-throated Canary –Serín Gorjiblanco
ESCRIBANOS

--Cape Bunting –Escribano de El Cabo

domingo, 15 de junio de 2014

Suecia 2014

EXCURSION ORNITOLÓGICA A SUECIA   
 por Paco Chiclana

   Del 29 de mayo al 1 de junio de 2013

grupo (c) paco chiclana
Participantes: Goyo Para, Mario Martín, Raimundo Martín, Fernando del Valle, Fernando Guerra y Paco Chiclana.

recorrido realizado marcado en línea verde (en torno a Estocolmo)
Especies destacables:
cisne vulgar (Mute Swan), cisne cantor (Whooper Swan), ánsar piquicorto (Pink-footed Goose) ,  barnacla cariblanca (Barnacle Goose), eíder (Eider), negrón especulado (Velvet Scoter), porrón osculado (Goldeneye), serreta grande (Goosander), urogallo (Capercaillie), gallo lira (Black Grouse), guión de codornices (Corncrake), colimbo ártico (Black-throated Loon), colimbo chico (Red-throated Loon), somormujo cuellirrojo (Red-necked Grebe), zampullín cuellirrojo (Slavonian Grebe), pigargo (White-tailed Eagle), correlimos falcinelo (Broad-billed Sandpiper), gaviota cana (Common Gull), gaviota argéntea (Herring Gull), gaviota enana (Little Gull), charrán ártico (Arctic Tern), ruiseñor ruso (Thrush Nightingale), zorzal real (Fieldfare), buscarla fluvial (River Warbler), carricero políglota (Marsh Warbler), carricero de Blyth (Blyth´s Reed Warbler), zarcero icterino (Icterine Warbler), mosquitero silbador (Wood Warbler), papamoscas papirrojo (Red-breasted Flycatcher), camachuelo carminoso (Common Rosenfinch).

Resumen.-
El objetivo inicial de este primer mini viaje a Suecia era doble, por un lado observar carricero de Blyth y todas las especialidades nórdicas que se pusieran a mano. Y, por otro, visitar a nuestro amigo Goyo Para que decidió abandonarnos e instalarse cómodamente en aquel país escandinavo. Ambas se han cumplido exitosamente y hemos disfrutado de lo lindo.  

paisaje (c) paco chiclana
29 de mayo (San Icterino).-
Volamos con Ryanair desde Málaga al aeropuerto de Skavsta, situado en Nyköping, unos cien kilómetros al sur de Estocolmo, aterrizando pasadas las siete de la tarde del jueves día 29. Recogimos una Volkswagen Caravelle de alquiler –con Avis- y nos piramos en busca de la localización más cercana que teníamos de Blyth, en Linköping, sito más al sur, una hora en coche. El seguimiento de las especies lo hicimos a través de la página http://svalan.artdata.slu.se/birds/dagens.asp, que resultó muy eficaz por su actualización diaria y casi inmediata. El carricero de Blyth llega a Suecia a finales de mayo, es escaso, y complicado de ver ya que los registros en esas fechas pueden ser de aves en paso. No obstante, tomamos las coordenadas de citas que se habían observado durante más de dos días para probar suerte con ellas. Hacia Linköping, y desde el coche, observamos pito negro y el único alce del viaje. Llegamos a esta ciudad casi a las nueve de la noche y las coordenadas nos llevaron a una ribera preciosa, con una orla forestal muy atractiva. En el río había porrón osculado (común a lo largo de la visita), gaviota cana y ruiseñor ruso cantando en la espesura. El jardín circundante estaba repleto de zorzales reales entretenidos en tareas de alimentación y en escaramuzas territoriales. 

zorzal real (c) fernando del valle
zarcero icterino (c) fernando del valle


Afinando el oído escuchamos un zarcero icterino que ocupó nuestra atención por su belleza y por la insistencia de sus reclamos y llamadas. Algo mosqueados por la ausencia del Blyth nos deleitamos con el icterino que daba continuas pasadas por su retazo arbóreo diciendo a los cuatro vientos que aquello era suyo. Un papamoscas papirrojo que merodeaba por allí también se percató de la presencia del zarcero. Sobre las diez de la noche la actividad de las aves era casi nula y decidimos ir a descansar unas horitas. Nuestro hotel estaba en Farsta, unos diez kilómetros al sur de Estocolmo, alejado dos horas en coche de nuestra posición en esos momentos. La tarde del jueves fue soleada y muy agradable.

30 de mayo (San Blyth).-
Llegamos al hotel pasada la medianoche y la lentitud del recepcionista hizo que nos acostáramos después de la una de la madrugada. Nuestro despertador sonó a las cuatro y media permitiéndonos sólo dar una cabezadita. Ya desde las tres y media había una luz del carajo, que inundaba la habitación, y la actividad de las aves a esas horas era frenética.


 Tyresta (c) paco chiclana
Nos fuimos al parque nacional de Tyresta, al sur de Estocolmo, conocido por ser un maravilloso bosque forestal de coníferas, algunas con edades superiores a los cuatrocientos años. Allí dimos un corto paseo disfrutando del lugar y de especies interesantes como bisbita arbóreo, reyezuelo sencillo y mosquitero silbador.


Sandemar (c) paco chiclana
Desayunamos algo, repusimos fuerzas, y nos trasladamos a la reserva natural de Sandemar, espacio costero de rica avifauna con un bosque variado muy coqueto. Allí hicimos a pie la ruta que va del parking a la torre de observación sacando varias especies interesantes como carricero políglota, zarcero icterino, camachuelo carminoso –arrebatador y mágico verlo cantar en su hábitat- y escribano cerillo -común a lo largo del viaje-.


camachuelo carminoso (c) fernando del valle
escribano cerillo (c) fernando del valle
Los campos verdes, entregados a la primavera, eran propiedad de corzos, cornejas cenicientas y avefrías con sus pollitos. Al poco de alcanzar la torre de observación se desató un aguacero que no nos impidió disfrutar de vistas impresionantes con cópulas de barnacla cariblanca, eíderes con sus patitos y serretas grande y mediana, por citar algunas. 

serreta grande y ánsar común (c) fernando del valle
En los barros un buen número de correlimos falcinelos y chorlitejos grandes con prole. También una pareja de agachadizas comunes en los pastos verdes, tremendamente excitadas con la llovizna, desplegando un repertorio de vuelos de cortejo, llamadas y cópulas.
Algo después del mediodía era hora de intentar nuevamente el Blyth, y para ello nos fuimos al sur de Uppsala, concretamente a Arike Fyris, donde teníamos otro registro de esta especie. Cruzar Estocolmo con su red de canales y túneles fue una pesadilla, sobre todo para el conductor.
Arribamos a Arike Fyris sobre las tres de la tarde y comimos unos bocatas justo al lado de la localización anotada. La zona era bastante fea y ruidosa, con una carretera cercana repleta de tráfico, nada romántica, pero era el punto del carricero de Blyth y había que trabajarlo. Curioso que los registros eran en áreas urbanizadas, lugares por dónde pasea el personal y escucha a las aves mientras tanto. El hábitat era también una ribera, paralela a un canal en este caso. Dedicamos una hora a poner la oreja pero nada de nada, y cuando estábamos a punto de desistir escuchamos un tímido reclamo en el rodal menos atractivo del lugar, casi una escombrera con minúsculos parches de arbolado. Prospectamos el área y por fin localizamos al carricero, nuestro San Blyth, que se dejó observar bien regalándonos incluso varias estrofas. Alegría desbordada, euforia, y lástima que las cámaras llegaran tarde para inmortalizar el momento. Pasadas las cinco de la tarde era momento para visitar los alrededores más naturales en busca de otras especies. Así sacamos cisne vulgar, charrán común, escribano palustre con ceba, tarabilla norteña y bisbita común, entre otros. 


escribano palustre (c) fernando del valle
Teníamos alojamiento en Sollentuna y fuimos en busca de Goyo y de unas merecidas cervezas. Aunque queríamos acostarnos temprano, nos fuimos a la cama pasadas las once de la noche. El ruiseñor ruso cantaba en la ribera del lago y nos sentíamos unos auténticos privilegiados.

31 de mayo (San Lira).-
A las cuatro y media de la mañana recogimos a Goyo y pusimos rumbo a nuestro próximo destino, unos bosques de coníferas al norte de Uppsala, algo menos de una hora en coche. El objetivo eran las tetraónidas y, a pesar de llegar algo tarde para estas especies, el lugar no defraudó. En los primeros momentos escuchamos un gallo lira y segundos después localizamos otro posado en lo alto de un tronco desmochado, exhibiéndose y emitiendo su reclamo en un claro de la foresta. Belleza absoluta que disfrutamos poco ya que minutos después voló al enredado sotobosque y ya sólo se dejó escuchar. Debía haber un lek de liras ya que se oían varias voces. Las coordenadas del bosque son 60.13704N – 17.70506E.  Examinando la zona vimos también dos hembras de urogallo, aunque sólo fugazmente, una en vuelo y otra posada en las ramas altas de una picea. El lugar era espectacular, sumamente atractivo, muy acogedor y relajante. Otras especies de las que disfrutamos fueron mosquiteros musicales, bisbitas arbóreos, lúganos y piquituertos. Y las agachadizas comunes posadas en lo más alto de las copas, marcando silueta y figura, y sellando territorio con su presencia.


camino a Fågelsundet (c) paco chiclana
Descendió la actividad de los gallos y nos fuimos algo más al norte, a Fågelsundet, área de Tierp, a mirar el mar. Empezó a llover y hubo que pertrecharse con chubasqueros y demás, pero la observación ornitológica no se paralizó. Montamos los teles y gozamos de las marinas con registros de colimbos chico y ártico, eíder, negrón especulado –precioso en plumaje nupcial-, serreta grande –común en las costas y humedales cercanos-, barnacla cariblanca, gavión, gaviota argéntea y charrán ártico. En el bosque aledaño alcaudón dorsirrojo y papamoscas cerrojillo, entre otros. Curioso el paso continuo de vencejos y golondrinas comunes volando rumbo norte, costeando en fila india.


Ledskär (c) paco chiclana
Y para el bocata, tras la lluvia, nos fuimos a Ledskär, al sur de Gävle, siguiendo en  área de Tierp. Lago de aguas tranquilas, rodeado de pastos y bosques, convertido en hervidero de aves. El objetivo era ver pigargo y se hizo de rogar, pero finalmente entraron en escena tres aves de diferentes edades que se quedaron con nosotros hasta nuestra partida. 


pigargos (c) fernando del valle
También camachuelo carminoso, currucas mosquitera y zarcera (ésta común por zonas arboladas), cisne cántor, ánsar piquicorto, barnacla cariblanca, serreta grande, grulla común y pagaza piquirroja. Era la hora de la siesta y picaba el sueño, tras un buen madrugón, por lo que decidimos espabilarnos cambiando de ubicación. También ayudaba a aliviar la modorra las continuas cabezadas que echábamos en la furgona al menor descuido.


Vendelsjön (c) paco chiclana
El siguiente punto era Vendelsjön, uno de los mejores lagos para ver aves en Uppsala. Unos días antes se había observado allí al escaso mosquitero troquiloide y queríamos probar fortuna. Desde la torre de observación teníamos muy buenas vistas del humedal y de la gran colonia de gaviotas reidoras, entre las que salpicaban gaviotas enanas. En la vegetación periférica varios carricerines comunes.


gaviota enana (c) fernando del valle
Y de allí cambio a otro humedal, Säbysjön, cercano a Sollentuna. Otro precioso lago con otra gran colonia de gaviotas reidoras y muchas más especies como colimbo ártico y zampullín cuellirrojo. En el bosque colindante ruiseñor ruso, mosquitero silbador y musical, éste abundante. Teníamos noticia de la presencia de un ejemplar de agachadiza real en un húmedo prado aledaño y por ella fuimos. Llegamos al lugar y había gente a la espera de la gachona, con prismáticos y grabadoras de sonidos, y algún faisán a la expectativa. Hora y media después, pasadas las diez de la noche, decidimos regalarnos una apetitosa hamburguesa con papas fritas, tras veinte horas de pajareo ininterrumpido, dado que la agachadiza no daba señales de vida. Tras la hamburguesa unas merecidas, aunque cortas, horas de sueño. Y, como temíamos, la agachadiza real emitió dos cantos pocos minutos después de nuestra ida, por lo que habrá que volver la próxima primavera para oírla y verla como Dios manda.

1 de junio (San Guión) .-
Nuevo madrugón y nos encaminamos hacia el suroeste, hacia Västerås, en busca de Skultuna y de su plácido lago.


bateria de telescopios en Skultuna (c) paco chiclana
Queríamos ver somormujo cuellirrojo y allí estaba, un bonito ejemplar incubando entre carrizos. También un par de parejas de zampullín cuellirrojo, cerceta carretona, barnaclas canadienses y ánsares comunes rodeados de patitos, una pareja de grullas con un pollo y, en las inmediaciones, tarabilla norteña, alondra común y escribano cerillo.


tarabilla norteña (c) fernando del valle
Desayunamos y nos trasladamos a Eskiltuna, un inmenso lago ideal para negrones, alcanzándolo al mediodía. Y como era de esperar localizamos un buen número de negrón común –muy llamativos los machos nupciales-, serreta grande y colimbo ártico, entre otros.
Terminaba nuestra estancia escandinava, y para el final elegimos un punto a las afueras de Norrköping, a media hora del aeropuerto, al haber allí había registros de dos especies interesantes. Pusimos coordenadas y el navegador nos llevó a un polígono industrial poco atractivo pero lindante con un pradito de hierba alta con pequeños bosquetes y arbustos dispersos. Ideal para garrapatas y para buscarla fluvial y guión de codornices, y en él nos metimos. La buscarla fue vista y oída y el guión solo escuchado, como sospechábamos, quedando toda la peña muy contenta. Y satisfechos a tope, camino al avión para volver a casa.
Este último día tuvimos temperatura de veinte grados y cielo despejado, con un sol casi andaluz. El viernes y sábado, en cambio, la temperatura no superó los diez grados con varios episodios de lluvia.

paisaje (c) paco chiclana

Otras especies:
zampullín chico, somormujo lavanco, cormorán grande, garza real, ánades friso y real, cuchara, silbón europeo, cerceta común, porrones europeo y moñudo, águila pescadora, aguilucho lagunero, ratonero, cernícalo, alcotán, focha, ostero, vuelvepiedras, correlimos común, andarríos bastardo, archibebes común y claro, aguja colipinta, págalo parásito, gaviota sombría, paloma torcaz, tórtola turca, cuco, pito real, pico picapinos, torcecuello, aviones común y zapador, lavanderas blanca y boyera, chochín, petirrojo, colirrojo real, collalba gris, zorzales común y alirrojo, mirlo, curruca capirotada, carriceros común y tordal, papamoscas gris, carboneros común y garrapinos, herrerillo común, trepador, urraca, arrendajo, grajilla, cuervo, estornino pinto, gorriones común y molinero, pinzón vulgar, jilguero, verderón.