Translate

domingo, 15 de junio de 2014

Suecia 2014

EXCURSION ORNITOLÓGICA A SUECIA   
 por Paco Chiclana

   Del 29 de mayo al 1 de junio de 2013

grupo (c) paco chiclana
Participantes: Goyo Para, Mario Martín, Raimundo Martín, Fernando del Valle, Fernando Guerra y Paco Chiclana.

recorrido realizado marcado en línea verde (en torno a Estocolmo)
Especies destacables:
cisne vulgar (Mute Swan), cisne cantor (Whooper Swan), ánsar piquicorto (Pink-footed Goose) ,  barnacla cariblanca (Barnacle Goose), eíder (Eider), negrón especulado (Velvet Scoter), porrón osculado (Goldeneye), serreta grande (Goosander), urogallo (Capercaillie), gallo lira (Black Grouse), guión de codornices (Corncrake), colimbo ártico (Black-throated Loon), colimbo chico (Red-throated Loon), somormujo cuellirrojo (Red-necked Grebe), zampullín cuellirrojo (Slavonian Grebe), pigargo (White-tailed Eagle), correlimos falcinelo (Broad-billed Sandpiper), gaviota cana (Common Gull), gaviota argéntea (Herring Gull), gaviota enana (Little Gull), charrán ártico (Arctic Tern), ruiseñor ruso (Thrush Nightingale), zorzal real (Fieldfare), buscarla fluvial (River Warbler), carricero políglota (Marsh Warbler), carricero de Blyth (Blyth´s Reed Warbler), zarcero icterino (Icterine Warbler), mosquitero silbador (Wood Warbler), papamoscas papirrojo (Red-breasted Flycatcher), camachuelo carminoso (Common Rosenfinch).

Resumen.-
El objetivo inicial de este primer mini viaje a Suecia era doble, por un lado observar carricero de Blyth y todas las especialidades nórdicas que se pusieran a mano. Y, por otro, visitar a nuestro amigo Goyo Para que decidió abandonarnos e instalarse cómodamente en aquel país escandinavo. Ambas se han cumplido exitosamente y hemos disfrutado de lo lindo.  

paisaje (c) paco chiclana
29 de mayo (San Icterino).-
Volamos con Ryanair desde Málaga al aeropuerto de Skavsta, situado en Nyköping, unos cien kilómetros al sur de Estocolmo, aterrizando pasadas las siete de la tarde del jueves día 29. Recogimos una Volkswagen Caravelle de alquiler –con Avis- y nos piramos en busca de la localización más cercana que teníamos de Blyth, en Linköping, sito más al sur, una hora en coche. El seguimiento de las especies lo hicimos a través de la página http://svalan.artdata.slu.se/birds/dagens.asp, que resultó muy eficaz por su actualización diaria y casi inmediata. El carricero de Blyth llega a Suecia a finales de mayo, es escaso, y complicado de ver ya que los registros en esas fechas pueden ser de aves en paso. No obstante, tomamos las coordenadas de citas que se habían observado durante más de dos días para probar suerte con ellas. Hacia Linköping, y desde el coche, observamos pito negro y el único alce del viaje. Llegamos a esta ciudad casi a las nueve de la noche y las coordenadas nos llevaron a una ribera preciosa, con una orla forestal muy atractiva. En el río había porrón osculado (común a lo largo de la visita), gaviota cana y ruiseñor ruso cantando en la espesura. El jardín circundante estaba repleto de zorzales reales entretenidos en tareas de alimentación y en escaramuzas territoriales. 

zorzal real (c) fernando del valle
zarcero icterino (c) fernando del valle


Afinando el oído escuchamos un zarcero icterino que ocupó nuestra atención por su belleza y por la insistencia de sus reclamos y llamadas. Algo mosqueados por la ausencia del Blyth nos deleitamos con el icterino que daba continuas pasadas por su retazo arbóreo diciendo a los cuatro vientos que aquello era suyo. Un papamoscas papirrojo que merodeaba por allí también se percató de la presencia del zarcero. Sobre las diez de la noche la actividad de las aves era casi nula y decidimos ir a descansar unas horitas. Nuestro hotel estaba en Farsta, unos diez kilómetros al sur de Estocolmo, alejado dos horas en coche de nuestra posición en esos momentos. La tarde del jueves fue soleada y muy agradable.

30 de mayo (San Blyth).-
Llegamos al hotel pasada la medianoche y la lentitud del recepcionista hizo que nos acostáramos después de la una de la madrugada. Nuestro despertador sonó a las cuatro y media permitiéndonos sólo dar una cabezadita. Ya desde las tres y media había una luz del carajo, que inundaba la habitación, y la actividad de las aves a esas horas era frenética.


 Tyresta (c) paco chiclana
Nos fuimos al parque nacional de Tyresta, al sur de Estocolmo, conocido por ser un maravilloso bosque forestal de coníferas, algunas con edades superiores a los cuatrocientos años. Allí dimos un corto paseo disfrutando del lugar y de especies interesantes como bisbita arbóreo, reyezuelo sencillo y mosquitero silbador.


Sandemar (c) paco chiclana
Desayunamos algo, repusimos fuerzas, y nos trasladamos a la reserva natural de Sandemar, espacio costero de rica avifauna con un bosque variado muy coqueto. Allí hicimos a pie la ruta que va del parking a la torre de observación sacando varias especies interesantes como carricero políglota, zarcero icterino, camachuelo carminoso –arrebatador y mágico verlo cantar en su hábitat- y escribano cerillo -común a lo largo del viaje-.


camachuelo carminoso (c) fernando del valle
escribano cerillo (c) fernando del valle
Los campos verdes, entregados a la primavera, eran propiedad de corzos, cornejas cenicientas y avefrías con sus pollitos. Al poco de alcanzar la torre de observación se desató un aguacero que no nos impidió disfrutar de vistas impresionantes con cópulas de barnacla cariblanca, eíderes con sus patitos y serretas grande y mediana, por citar algunas. 

serreta grande y ánsar común (c) fernando del valle
En los barros un buen número de correlimos falcinelos y chorlitejos grandes con prole. También una pareja de agachadizas comunes en los pastos verdes, tremendamente excitadas con la llovizna, desplegando un repertorio de vuelos de cortejo, llamadas y cópulas.
Algo después del mediodía era hora de intentar nuevamente el Blyth, y para ello nos fuimos al sur de Uppsala, concretamente a Arike Fyris, donde teníamos otro registro de esta especie. Cruzar Estocolmo con su red de canales y túneles fue una pesadilla, sobre todo para el conductor.
Arribamos a Arike Fyris sobre las tres de la tarde y comimos unos bocatas justo al lado de la localización anotada. La zona era bastante fea y ruidosa, con una carretera cercana repleta de tráfico, nada romántica, pero era el punto del carricero de Blyth y había que trabajarlo. Curioso que los registros eran en áreas urbanizadas, lugares por dónde pasea el personal y escucha a las aves mientras tanto. El hábitat era también una ribera, paralela a un canal en este caso. Dedicamos una hora a poner la oreja pero nada de nada, y cuando estábamos a punto de desistir escuchamos un tímido reclamo en el rodal menos atractivo del lugar, casi una escombrera con minúsculos parches de arbolado. Prospectamos el área y por fin localizamos al carricero, nuestro San Blyth, que se dejó observar bien regalándonos incluso varias estrofas. Alegría desbordada, euforia, y lástima que las cámaras llegaran tarde para inmortalizar el momento. Pasadas las cinco de la tarde era momento para visitar los alrededores más naturales en busca de otras especies. Así sacamos cisne vulgar, charrán común, escribano palustre con ceba, tarabilla norteña y bisbita común, entre otros. 


escribano palustre (c) fernando del valle
Teníamos alojamiento en Sollentuna y fuimos en busca de Goyo y de unas merecidas cervezas. Aunque queríamos acostarnos temprano, nos fuimos a la cama pasadas las once de la noche. El ruiseñor ruso cantaba en la ribera del lago y nos sentíamos unos auténticos privilegiados.

31 de mayo (San Lira).-
A las cuatro y media de la mañana recogimos a Goyo y pusimos rumbo a nuestro próximo destino, unos bosques de coníferas al norte de Uppsala, algo menos de una hora en coche. El objetivo eran las tetraónidas y, a pesar de llegar algo tarde para estas especies, el lugar no defraudó. En los primeros momentos escuchamos un gallo lira y segundos después localizamos otro posado en lo alto de un tronco desmochado, exhibiéndose y emitiendo su reclamo en un claro de la foresta. Belleza absoluta que disfrutamos poco ya que minutos después voló al enredado sotobosque y ya sólo se dejó escuchar. Debía haber un lek de liras ya que se oían varias voces. Las coordenadas del bosque son 60.13704N – 17.70506E.  Examinando la zona vimos también dos hembras de urogallo, aunque sólo fugazmente, una en vuelo y otra posada en las ramas altas de una picea. El lugar era espectacular, sumamente atractivo, muy acogedor y relajante. Otras especies de las que disfrutamos fueron mosquiteros musicales, bisbitas arbóreos, lúganos y piquituertos. Y las agachadizas comunes posadas en lo más alto de las copas, marcando silueta y figura, y sellando territorio con su presencia.


camino a Fågelsundet (c) paco chiclana
Descendió la actividad de los gallos y nos fuimos algo más al norte, a Fågelsundet, área de Tierp, a mirar el mar. Empezó a llover y hubo que pertrecharse con chubasqueros y demás, pero la observación ornitológica no se paralizó. Montamos los teles y gozamos de las marinas con registros de colimbos chico y ártico, eíder, negrón especulado –precioso en plumaje nupcial-, serreta grande –común en las costas y humedales cercanos-, barnacla cariblanca, gavión, gaviota argéntea y charrán ártico. En el bosque aledaño alcaudón dorsirrojo y papamoscas cerrojillo, entre otros. Curioso el paso continuo de vencejos y golondrinas comunes volando rumbo norte, costeando en fila india.


Ledskär (c) paco chiclana
Y para el bocata, tras la lluvia, nos fuimos a Ledskär, al sur de Gävle, siguiendo en  área de Tierp. Lago de aguas tranquilas, rodeado de pastos y bosques, convertido en hervidero de aves. El objetivo era ver pigargo y se hizo de rogar, pero finalmente entraron en escena tres aves de diferentes edades que se quedaron con nosotros hasta nuestra partida. 


pigargos (c) fernando del valle
También camachuelo carminoso, currucas mosquitera y zarcera (ésta común por zonas arboladas), cisne cántor, ánsar piquicorto, barnacla cariblanca, serreta grande, grulla común y pagaza piquirroja. Era la hora de la siesta y picaba el sueño, tras un buen madrugón, por lo que decidimos espabilarnos cambiando de ubicación. También ayudaba a aliviar la modorra las continuas cabezadas que echábamos en la furgona al menor descuido.


Vendelsjön (c) paco chiclana
El siguiente punto era Vendelsjön, uno de los mejores lagos para ver aves en Uppsala. Unos días antes se había observado allí al escaso mosquitero troquiloide y queríamos probar fortuna. Desde la torre de observación teníamos muy buenas vistas del humedal y de la gran colonia de gaviotas reidoras, entre las que salpicaban gaviotas enanas. En la vegetación periférica varios carricerines comunes.


gaviota enana (c) fernando del valle
Y de allí cambio a otro humedal, Säbysjön, cercano a Sollentuna. Otro precioso lago con otra gran colonia de gaviotas reidoras y muchas más especies como colimbo ártico y zampullín cuellirrojo. En el bosque colindante ruiseñor ruso, mosquitero silbador y musical, éste abundante. Teníamos noticia de la presencia de un ejemplar de agachadiza real en un húmedo prado aledaño y por ella fuimos. Llegamos al lugar y había gente a la espera de la gachona, con prismáticos y grabadoras de sonidos, y algún faisán a la expectativa. Hora y media después, pasadas las diez de la noche, decidimos regalarnos una apetitosa hamburguesa con papas fritas, tras veinte horas de pajareo ininterrumpido, dado que la agachadiza no daba señales de vida. Tras la hamburguesa unas merecidas, aunque cortas, horas de sueño. Y, como temíamos, la agachadiza real emitió dos cantos pocos minutos después de nuestra ida, por lo que habrá que volver la próxima primavera para oírla y verla como Dios manda.

1 de junio (San Guión) .-
Nuevo madrugón y nos encaminamos hacia el suroeste, hacia Västerås, en busca de Skultuna y de su plácido lago.


bateria de telescopios en Skultuna (c) paco chiclana
Queríamos ver somormujo cuellirrojo y allí estaba, un bonito ejemplar incubando entre carrizos. También un par de parejas de zampullín cuellirrojo, cerceta carretona, barnaclas canadienses y ánsares comunes rodeados de patitos, una pareja de grullas con un pollo y, en las inmediaciones, tarabilla norteña, alondra común y escribano cerillo.


tarabilla norteña (c) fernando del valle
Desayunamos y nos trasladamos a Eskiltuna, un inmenso lago ideal para negrones, alcanzándolo al mediodía. Y como era de esperar localizamos un buen número de negrón común –muy llamativos los machos nupciales-, serreta grande y colimbo ártico, entre otros.
Terminaba nuestra estancia escandinava, y para el final elegimos un punto a las afueras de Norrköping, a media hora del aeropuerto, al haber allí había registros de dos especies interesantes. Pusimos coordenadas y el navegador nos llevó a un polígono industrial poco atractivo pero lindante con un pradito de hierba alta con pequeños bosquetes y arbustos dispersos. Ideal para garrapatas y para buscarla fluvial y guión de codornices, y en él nos metimos. La buscarla fue vista y oída y el guión solo escuchado, como sospechábamos, quedando toda la peña muy contenta. Y satisfechos a tope, camino al avión para volver a casa.
Este último día tuvimos temperatura de veinte grados y cielo despejado, con un sol casi andaluz. El viernes y sábado, en cambio, la temperatura no superó los diez grados con varios episodios de lluvia.

paisaje (c) paco chiclana

Otras especies:
zampullín chico, somormujo lavanco, cormorán grande, garza real, ánades friso y real, cuchara, silbón europeo, cerceta común, porrones europeo y moñudo, águila pescadora, aguilucho lagunero, ratonero, cernícalo, alcotán, focha, ostero, vuelvepiedras, correlimos común, andarríos bastardo, archibebes común y claro, aguja colipinta, págalo parásito, gaviota sombría, paloma torcaz, tórtola turca, cuco, pito real, pico picapinos, torcecuello, aviones común y zapador, lavanderas blanca y boyera, chochín, petirrojo, colirrojo real, collalba gris, zorzales común y alirrojo, mirlo, curruca capirotada, carriceros común y tordal, papamoscas gris, carboneros común y garrapinos, herrerillo común, trepador, urraca, arrendajo, grajilla, cuervo, estornino pinto, gorriones común y molinero, pinzón vulgar, jilguero, verderón.


No hay comentarios: