Translate

sábado, 4 de diciembre de 2021

Ecuador 2021

EXCURSION ORNITOLÓGICA A ECUADOR
 por Paco Chiclana 

 Del 9 de septiembre al 1 de octubre de 2021 

 Participantes: Paco Chiclana, Fernando Guerra, José Antonio Lama, Salud Granados, Fernando del Valle y Mario Martín


RECORRIDO REALIZADO.- 

recorrido marcado en línea negra



INTRODUCCIÓN.- Viajar a Ecuador era uno de nuestros sueños y el poder realizarlo después de tantos meses de pesadilla covid nos supo a gloria. Visitar la Isla de la Plata, el bosque nublado de Mindo, el altiplano andino con sus imponentes volcanes, el río Napo y adentrarnos en la Amazonía quedará para siempre en nuestro recuerdo. Además, el pueblo ecuatoriano fue muy amable y acogedor, la gente muy simpática y agradecida y nos sentimos como en familia. 
El buen tiempo nos acompañó, en general, y no sufrimos las elevadas temperaturas que esperábamos por alta humedad en la amazonía, ni las periódicas lluvias vespertinas que se pronosticaban en el bosque musgoso. Eso sí, hubo días que tuvimos las cuatro estaciones, sobre todo a media altitud en las laderas andinas; al amanecer clima frío e invernal, unas horas después temperatura primaveral, a mediodía clima caluroso veraniego y, a la tarde, ambiente otoñal con chubascos. Ello indicaba que era aconsejable llevar en la maleta un variado de ropa y unas buenas zapatillas que se agarraran bien al suelo para evitar resbalones dañinos en las caminatas por laderas.
Las horas de luz iban de seis de la mañana a seis treinta de la tarde, aproximadamente.  
Para la planificación del itinerario utilizamos los portales de internet especializados en crónicas de viajes, aunque nuestro amigo y gran viajero, Victor Guimerá, nos pasó información previamente trabajada por él que nos vino genial.

en sintonía (c) JA Lama
en sintonía (c) JA Lama

Sobre alojamientos, decir que los llevábamos todos reservados desde España. Después de tantos meses de encierro no quisimos escatimar en gastos y nos permitimos el lujo de disfrutar de acomodadas estancias.
Para movernos por el país alquilamos coche con conductor. Una furgona de doce plazas que nos vino de maravilla, hábilmente conducida por Antonio Dicao, con quien contratamos los servicios a través de su teléfono +593 961997536 (también tiene cuenta en Facebook). 


Estuvimos acompañados todo el tiempo por guías locales que contratamos previamente desde España, bien directamente tratando con ellos o bien solicitando el servicio al lodge. Todos los guías fueron geniales y nos ayudaron enormemente en la localización y observación de muchas especies. No obstante, comento que de repetir intentaría contratar un solo guía para todo el recorrido dado que así sabría él las especies que íbamos sacando y las que nos iban faltando, lo que sería bastante aconsejable.
Ha sido un viaje brillante, superando nuestras expectativas, tanto por las especies registradas como por los espacios y paisajes. Aunque no suelo medir el éxito del viaje por el número de aves observadas, comentar que han sido 640, de las que de la mayoría poseemos imágenes o audios subidos a eBird.
No haré una lista final de aves, pero sí incluiré listados específicos de cada lugar a través de los respectivos enlaces a la plataforma eBird.
La guía de aves utilizada fue "Birds of Ecuador", Helm Field Guides, de Juan F. Freile y Robin Restall.
La moneda en Ecuador era el dólar americano y lo compramos en España, aunque allí sacamos también en algún cajero. 




ITINERARIO.-
--A grandes rasgos:
-Bosque Protector Cerro Blanco (día 10)
-Salinas Ecuasal (día 11)
-Isla de la Plata (día 12)
-Manglares del río Portoviejo (día 13)
-Mindo (días 14,15,16 y 17)
-Antisana (día 18)
-Papallacta (día 19)
-Guango Lodge (días 20 y 21)
-Wildsumaco (días 22)
-Sacha Lodge-Amazonía (días 23, 24, 25 y 26)
-Limoncocha (día 27)
-Cabañas San Isidro (días 28 y 29)
-Zuro Loma-Yanacocha (día 30)

--Detallado.-  

     9 DE SEPTIEMBRE.- Salimos desde Sevilla en AVE hacia Madrid, y desde el aeropuerto de Barajas partimos hacia Guayaquil, Ecuador, cinco minutos antes de la medianoche en un vuelo operado por Iberia. 



     10 DE SEPTIEMBRE.- Aterrizamos en Guayaquil poco después de las cuatro de la mañana. Para entrar en el país solo tuvimos que rellenar un formulario de salud y aportar el certificado covid de estar vacunados. Fue todo muy ordenado y rápido y, tras ello, el control de pasaportes y recogida de maletas. También compramos una tarjeta sim para tener datos y acceso a internet, aunque en los alojamientos tuvimos wifi. Nos recogió Antonio Dicao, el conductor, y nos dirigimos al hotel Puerto Pacífico donde teníamos la reserva hecha a través de Booking. Dejamos maletas en la habitación, nos cambiamos de ropa y bajamos a desayunar.
El plan para el primer día era visitar el Bosque Protector Cerro Blanco, una reserva bien conservada de bosque seco tropical a las afueras de Guayaquil. Para ello habíamos realizado reserva a través del tf +593 986225077 y solicitado visita con guía ornitológico. 


Tuvimos la suerte de tener a Daniel López como guía quien nos fue introduciendo en las aves de ese espacio natural. Fue un día muy interesante y rico en observación de aves destacando también la presencia, entre los mamíferos, de Noisy Night Monkey, Guayaquil Squirrel y Central American Agouti.

Ecuadorian Thrush (c) JA Lama

Golden Grosbeak (c) Fernando del Valle

Streaked Saltator (c) JA Lama


White-tailed Jay (c) Paco Chiclana

En mitad de la jornada visitamos el Parque Lago Chongón, enriqueciendo la lista del día con acuáticas y con buen número de especies que venían atraídas a las flores amarillas de los bototillos. 





Ecuadorian Ground Dove (c) Fernando del Valle

Groove-billed Ani  (c) Mario Martín

Yellow-rumped Cacique (c) JA Lama

Pale-legged Hornero  (c) Paco Chiclana

 Y a la tarde nuevo recorrido por Cerro Blanco, por otro de sus senderos.

Saffron Finch  (c) Fernando del Valle



Dormimos nuevamente en el Hotel Puerto Pacífico y conocimos de primera mano la rica cerveza ecuatoriana Pilsener y Club.



     11 DE SEPTIEMBRE.- A las nueve teníamos cita para visitar las salinas Ecuasal, en la costa pacífica. Al salir de Guayaquil, en ruta, hicimos un par de listas añadiendo nuevas especies. 


Y un poco antes de la hora fijada arribamos al litoral ecuatoriano. 



Las lagunas de Ecuasal son un sistema de humedales artificiales integrado por dos áreas, las lagunas de Ecuasal salinas y las lagunas de Pacoa. Ubicadas en la orilla del mar, son un lugar estratégico para la observación de limícolas, láridos y acuáticas, sobre todo en migración e invernada. Hicimos la reserva para las salinas contactando con Ana E. Ágreda, coordinadora del Programa de Conservación de Sitios Prioritarios para Aves Acuáticas Migratorias en Ecuador, en el email aagreda@avesconservacion.org, con tf +593 989560242, y nos acompañó como guía Carolina Soriano, una chica encantadora que trató de explicarnos el funcionamiento de la empresa salinera, pero cuando vio que nuestro interés era básicamente observar aves, desistió y se unió a nuestra actividad para descubrir el mayor número de especies. 


Fue impresionante la visita a ese espacio costero destacando sobre manera los Wilson's Phalarope con observación de más de diez mil ejemplares. Además, la visita era gratuita y fueron súper amables con nosotros. 

Wilson's Phalarope (c) Paco Chiclana


Short-billed Dowitcher  (c) Mario Martín

South American Tern (c) JA Lama

Gray Gull (c) Paco Chiclana

White-cheeked Pintail (c) Paco Chiclana

Chilean Flamingo (c) Paco Chiclana

Roseate Spoonbill--White Ibis (c) Paco Chiclana

Snowy Egrett--Tricolored Heron (c) Paco Chiclana

Least Sandpiper (c) Paco Chiclana

A mediodía Carolina nos sugirió visitar con ella La Chocolatera y La Lobería, y allí fuimos, unos acantilados cercanos y preciosos donde se pudo sentir en directo la fuerza y bravura del mar. Se encontraban dentro de la Base Naval de Salinas pero el acceso al público era permitido para poder disfrutar de su belleza. Desde el primero contemplamos un grupo de Pantropical Spotted Dolphin y las primeras Humpback Whale del viaje, y en el segundo gozamos de una colonia de South American Sea Lion que que se instalaron allí de manera natural a finales de los noventa dándole nombre al lugar. 







Wandering Tattler  (c) Mario Martín

Y la visión fugaz de un Wandering Tattler precioso que no nos dejó disfrutar de él como era debido.
Tras estos gratos momentos fuimos a almorzar, nos despedimos de Carolina y pusimos rumbo al siguiente destino, las lagunas de Pacoa, donde cerramos una jornada espléndida. 



Burrowing Owl (c) Paco Chiclana

Peruvian Meadolark  (c) Mario Martín

Teníamos alojamiento en Tuzco Lodge, en Puerto López (reservado a través de Booking) y allí nos dirigimos. Tras dejar las maletas en el hotel nos acercamos a la playa y nos encontramos con un paseo repleto de restaurantes y bares de copas, por lo que no fue difícil encontrar un buen sitio para cenar. 



     12 DE SEPTIEMBRE.- En la amanecida dimos un paseo por los jardines del alojamiento, previo al desayuno.

Baird`s Flycatcher (c) Fernando del Valle


Brown Pelican (c) Paco Chiclana

Para este día teníamos planificado visitar la Isla de la Plata, pequeña isla situada a unos 40 kilómetros de Puerto López. Para ello contratamos los servicios de aventuraslaplata.com, tf +593 969694712 y de sus tours guiados, tanto para la travesía como para el recorrido de la isla, contando con guía para ambos eventos. Fue un día excelente con avistamientos de espectaculares Humpback Whale y de sus cortejos de Sabine's Gull que aprovechaban las rompeduras tras los saltos para buscar alimento. Además, el recorrido guiado por la isla fue genial. Allí hicimos amistad con una chica simpatiquísima llamada Margarita Vidal, que nos acompañó ese día sacando fotos magistrales de aves y paisajes. 






Sabine's Gull (c) Paco Chiclana


(c) Margarita Vidal

Long-tailed Mockingbird (c) JA Lama


Blue-footed Boby (c) Paco Chiclana

Magnificent Frigatebird (c) Paco Chiclana

Nazca Boby (c) Paco Chiclana

Red-billed Tropicbird  (c) Mario Martín


Al abandonar la isla hicieron acto de presencia dos Green Turtle que nos acompañaron un buen rato.


Hicimos noche nuevamente en el Tuzco Lodge. Agradable hotel, pero donde el gerente nos cobró un doce por ciento más de lo estipulado en Booking alegando que al pagar con tarjeta había que abonar ese suplemento, lo que no nos convenció. 

     13 DE SEPTIEMBRE.- Queríamos seguir costeando un día más y subimos para el norte, hacía Bahía de Caráquez. Trasteando por internet encontramos a un señor -Marcelo con tf +593 979518721- que nos propuso visitar varios lugares de esa zona como los arrozales de San Jacinto, los manglares del río Portoviejo y su desembocadura -en barca-, la playa la Mesita y la Reserva Biológica Cerro Seco. El precio era elevado pero parecía interesante y aceptamos la sugerencia. Una vez allí comprobamos que este hombre tenía buena voluntad y muchas ideas para la conservación de esos lugares, pero de pájaros “ni papa” por lo que vimos que no nos ayudaría gran cosa, a pesar de brindarse en su día como un gran entendido. En espacios abiertos no tuvimos problema para identificación de especies, con sorpresas como varios Baird's Sandpiper, pero imaginamos que en Cerro Seco la cosa cambiaría. A este último punto fuimos a la tarde y fue un poco frustrante porque hizo honor a su nombre y de aves estuvo bastante “seco”, y prácticamente no vimos nada interesante allí a excepción de un Whooping Motmot, por lo que lamentamos haber perdido un par de horas que podíamos haber invertido en algún lugar cercano como el río Ayampe. Aparte de las aves de esa jornada, nos hizo mucha ilusión ver varias iguanas verdes en los manglares.

Ringed Kingfisher (c) JA Lama

Limpkin (c) Paco Chiclana

Purple Gallinule  (c) Mario Martín

Baird's Sandpiper  (c) Mario Martín


Snail Kite (c) Paco Chiclana







Black Vulture (c) Paco Chiclana

Elegant Tern--Royal Tern (c) Paco Chiclana


Spotted Sandpiper (c) Fernando del Valle


Whooping Motmot (c) JA Lama

Vimos el atardecer en el malecón de San Vicente, bonito lugar. 


Ya anochecido fuimos en busca del alojamiento de esa noche en Canoa, Sundown Beach Hotel, reserva también hecha a través de Booking, donde no había nadie en recepción y donde nos costó un buen rato encontrar al señor que nos debía atender. Lo mejor del lugar es que estaba a pie de playa y oíamos el rugido del mar desde la habitación. 

     14 DE SEPTIEMBRE.- Ya iba tocando abandonar la costa ecuatoriana y adentrarnos en territorio andino, en su ladera occidental. Nos quedaban unas horas de coche por delante y el objetivo era almorzar en el Restaurante Mirador Rio Blanco, en San Miguel de los Bancos, ya cerca de Mindo. Y llegamos un poco antes de la hora calculada, lo que vino genial para disfrutar de los extraordinarios paisajes que se ven desde su terraza, y de las primeras tangaras, colibríes, barbudos, aracaris, mieleros…que entraban a sus famosos comederos. 



Green Honeycreeper (c) Paco Chiclana

Red-headed Barbet (c) Paco Chiclana

Antes de llegar nos preguntábamos cómo íbamos a ser capaces de almorzar estando rodeados de comederos para aves donde entraban a mogollón a esas horas, lo que parecía harto difícil. Además, la comida allí estaba deliciosa por lo que hubo que hacer varias cosas a la vez. 


Y tras este primer e inolvidable encuentro con el ambiente del bosque nublado, nos dirigimos hacia nuestro alojamiento para los próximos tres días, Casa Divina Eco Lodge, un paradisiaco lugar que dirigía Efraín Toapanta y quien también iba a ser nuestro guía en aquellas maravillosas tierras. La reserva allí la hicimos a través de Booking pero también puede hacerse directamente con Efrain, en Facebook y en el tf +593 991725874. 
El primer punto que visitamos tras dejar maletas en las habitaciones fue el Punto Ornitológico Mindo, espectacular mirador a las laderas andinas y con estratégicos comederos que atraían a varias especies de aves. Antes de subir al mirador dimos un pequeño paseo por los alrededores para observar White-throated Crake y Common Potoo. 

White-throated Crake (c) Paco Chiclana

Common Potoo (c) Paco Chiclana

Allí pasamos el resto de la tarde y esperamos a la puesta de sol con el sonido de fondo de Rufous Motmot. 

Andean Emerald (c) Paco Chiclana


Y tras la fantástica cena Efraín nos dio una vuelta por los alrededores del alojamiento para observar anfibios y aves nocturnas, con el avistamiento de un precioso Mottled Owl. 

Mottled Owl (c) Mario Martín


 
     15 DE SEPTIEMBRE.- Como Efrain era un experto en el área de Mindo, aceptamos sus propuestas en cuanto a escenarios para observación de aves. Y en este día nos dirigimos al área de Mashpi Amagusa, a unos 1400 msnm, zona de transición de bosque nuboso de altitud media con unos escenarios de película y una elevada diversidad biológica donde disfrutamos de lo lindo con el primer Golden-headed Quetzal del viaje, y con un precioso Indigo Flowerpiercer, entre otros muchos, como Moss-backed Tanager y Glistening-Green Tanager.

Slaty Antwren (c) Fernando del Valle

Orange-breasted Fruiteater (c) JA Lama


Glistening-Green Tanager (c) Paco Chiclana

Golden-naped Tanager (c) Paco Chiclana

Crimson-rumped Toucanet (c) Paco Chiclana

Violet-tailed Sylph (c) Paco Chiclana



Broad-billed Motmot (c) Paco Chiclana




Aparte de las aves, el paseo vespertino en aquellos bosques nublados, rodeados de paisajes de ensueño, bromelias, helioconias, etc., quedará imborrable para el recuerdo. También se dejó ver Western Dwarf Squirrel. 

     16 DE SEPTIEMBRE.- El objetivo del día era pasar la jornada en Milpe Bird Sanctuary y así lo hicimos, disfrutando de este santuario de bosque nuboso-musgoso de mediana altitud y de sus alrededores, a unos 1100 msnm. Posee magníficos senderos, observatorio con comederos, restaurante, etc. Es un lugar de visita obligada por la gran variedad de endémicas del Chocó que se pueden ver aquí como Choco Toucan. 

Choco Toucan (c) JA Lama




Ornate Flycatcher (c) Paco Chiclana

Golden Tanager (c) Paco Chiclana


White-necked Jacobin (c) Paco Chiclana




      17 DE SEPTIEMBRE.- Se iba acabando Mindo pero aún quedaba el último bocado de este delicioso pastel que era conocer el Refugio Paz de las Aves, visita que hicimos acompañados de Efraín, Ángel Paz y su hermano Rodrigo. Situado a 1400 msnm, es un bosque nuboso en recuperación primario y secundario, una auténtica joya. Como era de esperar la mañana fue espléndida con la observación de varios Andean Cock of the Rock y de un buen listado de Antpittas.

Andean Cock of the Rock (c) Fernando del Valle



Giant Antpitta (c) Paco Chiclana

Yellow-breasted Antpitta (c) Paco Chiclana

Moustached Antpitta (c) Paco Chiclana

Ochre-breasted Antpitta (c) Paco Chiclana

Golden-headed Quetzal (c) Paco Chiclana

Dark-backed Wood-Quail (c) Paco Chiclana


Purple-throated Woodstar (c) Paco Chiclana




Y tras esta buena jornada nos desplazamos a almorzar a Casa Divina Lodge, cargamos equipaje en la furgona y pusimos rumbo a Quito, dejando atrás la ladera occidental de los Andes. 

En Casa Divina Lodge con Lucía, la chica que nos atendió muy amablemente

En Quito paramos unos minutos a sacar alguna instantánea en “La Ciudad Mitad del Mundo”, lugar que destaca la ubicación exacta de la línea ecuatorial y que otorga nombre al país. 



Y de allí nos desplazamos al próximo alojamiento, Arie´s Cabin, donde nos hospedamos las dos siguientes noches (reserva realizada a través de Booking). 

     18 DE SEPTIEMBRE.- En esta jornada ascendimos al antiplano andino, concretamente a la Reserva de Antisana, donde gozamos de esas maravillosas montañas y de unos paisajes de ensueño. Allí contamos con los servicios de guía de Daniel Arias +593 962116090, quien nos fue introduciendo en las aves de estas altitudes y nos fue mostrando los volcanes que decoran esas cumbres andinas, como el Cotopaxi, el Cayambe y el mismo Antisana. Nos encontrábamos sobre 4000 msnm y nos sentimos privilegiados. Encontrarte en esas montañas era todo un sueño y cumplirlo fue una experiencia sublime. Y para adentrarnos en aquel espectáculo, un majestuoso Andean Condor vino a darnos la bienvenida. 

Andean Condor (c) Paco Chiclana

La mayoría de los guías que tuvimos en Ecuador eran reacios a usar eBird argumentando que los revisores les ponían muchos obstáculos a sus observaciones, aunque les fuimos convenciendo para que hicieran listas con nosotros en esos días. En cambio, Daniel Arias era un entusiasta -y revisor- de esta plataforma y subió un buen número de listados las jornadas que pasó con nosotros. 

Spectacled Redstar  (c) Fernando del Valle

Vermilion Flycatcher (c) Mario Martín


Andean Gull (c) Fernando del Valle

Chesnut-winged Cinclodes (c) JA Lama



Pumbleous Sierra Finch (c) Paco Chiclana

Andean Teal (c) Paco Chiclana

Andean Lapwing (c) Paco Chiclana

Carunculated Caracara (c) Paco Chiclana

Pasado el mediodía, tras los páramos, llegamos a la laguna La Mica, laguna de tipo glacial que recogía buen número de especies de ese ecosistema. Además era una de las fuentes principales de agua potable para la capital de Ecuador. 


Many-striped Canastero (c) Paco Chiclana

En el mismo parqueadero de coches tuvimos una Tawny Antpitta reclamando nuestra atención desde el matorral. Curioso comprobar que la mayoría de las Antpittas eran tímidas y escurridizas, pero la Tawny era más confiada que el resto y se exponía fácilmente.
Dimos un buen paseo por los alrededores sin sufrir el mal de altura, supongo por lo grato de aquellos parajes que nos hacían sentirnos de maravilla. Se dejaron ver algunos White-tailed Deer y Andean Tapeti.



A la vuelta almorzamos en el Restaurante Tambo Cóndor y seguimos saboreando las recetas especiales de aquel país. 



Giant Hummingbird (c) Paco Chiclana

     19 DE SEPTIEMBRE.- Jornada planificada para visitar Papallacta Pass y sus alrededores. Salimos temprano y tomamos la carretera antigua de Quito a Papallacta para ir haciendo observaciones por el camino. Hoy seguíamos guiados por Daniel Arias. En la ruta también tuvimos unos avistamientos geniales del volcán Cotopaxi, que con una elevación de casi 6000 msnm se levantaba majestuoso. 


El Paso de Papallacta (o La Virgen) comienza a 3900 msnm y alcanza los 4200 msnm en la zona de las antenas de comunicación. 






Está protegido por la Reserva Cayambe-Coca y es un lugar ineludible en una visita a Ecuador, tanto por las aves de altura como por las impresionantes vistas que ofrece (siempre y cuando esté despejado). Nosotros tuvimos suerte y gozamos de unos paisajes de escándalo y de las especies más destacadas de esas cumbres, especialmente de la Rufous-bellied Seedsnipe. Señalar que hay dos emplazamientos de antenas y localizamos a esta especie entre ambos, muy aquerenciadas a la zona de rocas. Ese día tampoco sufrimos el mal de altura. 

Rufous-bellied Seedsnipe (c) Paco Chiclana

Tawny Antpitta (c) Paco Chiclana
Para el almuerzo seguimos con suerte y elegimos un restaurante emplazado en la ciudad de Papallacta -La Quiteñita- regentado por una agradable y simpatiquísima señora que se puso muy contenta al vernos y nos dijo que éramos los primeros extranjeros que visitaban su comedor desde el inicio de la pandemia.

Después nos acercamos a dar un paseo por la Laguna de Papallacta y seguir disfrutando de las alturas.

Tufted Tit-Tyrant (c) Fernando del Valle

Black-crested Warbler (c) JA Lama

Scarlet-bellied Mountain Tanager (c) Paco Chiclana

A partir de ahora comenzaba la aventura por la ladera oriental de los Andes en nuestro primer alojamiento para las próximas dos noches, Guango Lodge, a tan solo quince minutos en coche de Papallacta, paraíso que reservamos a través del email carmen@cabanasanisidro.com y tf +593 993581250, que es el contacto de Carmen, la gerente tanto de este alojamiento como el de Cabañas San Isidro, donde iríamos días después. Allí nos esperaba Irene, su hermana, quien nos recibió y nos ofreció una deliciosa cena. Es obligado decir que la comida en estos alojamientos fue estupenda, centrada en alimentos y recetas propias de esa zona, auténticos manjares. Con Guango Lodge también habíamos reservado guía ornitológico y tuvimos la fortuna de contar con Mauricio Ruano, gran especialista en las aves de Ecuador y con el que disfrutamos muchísimo. Él estaba también en la cena y así nos contó su plan para las dos próximas jornadas. Aprovecho para referir que hubiera sido ideal tener a Mauricio como guía todo el recorrido porque era muy bueno. Mauricio tiene Facebook y también tf +593 984015054. 

     20 DE SEPTIEMBRE.- La vertiente oriental andina poseía aves que no se encontraban en la occidental, fruto de la especialización, y en la mañana comenzaba nuestra andadura por estas laderas. Además, es curioso destacar que a medida que bajábamos o subíamos en altitud, aunque fueran pocos metros, variaban muchísimo las aves por adaptaciones a cada uno de esos ambientes. 

Chesnut-breasted Coronet  (c) Fernando del Valle

Guango Lodge poseía diferentes senderos e hicimos varios de ellos. El que discurría al lado del río Papallacta nos ofreció objetivos deseados como Torrent Duck y White-capped Dipper. 

Torrent Duck (c) Paco Chiclana

White-capped Dipper (c) JA Lama

Y los comederos y arbolado situados a la orilla del alojamiento nos dejaron también varias sorpresas.

Sword-billed Hummingbird (c) Paco Chiclana

Turquoise Jay (c) Paco Chiclana

Rufous-breasted Chat-Tyrant  (c) Fernando del Valle


Tras el almuerzo nos acercamos a Papallacta Pass y recorrimos algunas pistas buscando al oso de anteojos que no se dejó ver, pero la tarde fue genial con el avistamiento de Giant Conebill, entre otros. 

Giant Conebill  (c) Fernando del Valle


      21 DE SEPTIEMBRE.- El Andean Bear seguía reclamando nuestra atención e hicimos un segundo intento, en este caso exitoso dado que localizamos un precioso ejemplar moviéndose por la ladera en busca de alimento. Se encontraba en la bajada de Papallacta a Quito, a unos diez kilómetros del Paso, en las laderas que quedan a la izquierda. 



Y tras estos momentos de gozo, nos desplazamos a un sendero en busca de aves de altura, obteniendo un generoso listado a pesar de que parte de la mañana estuvo pasada por agua. 

Black-capped Hemispingus (c) JA Lama

Pearled Treerunner (c) JA Lama



Great Thrush (c) Paco Chiclana






Al mediodía volvimos a Guango Lodge, almorzamos y pusimos rumbo al siguiente destino parando por el camino un rato en la
Cascada del Río Hollín, impresionante paraje por la energía del agua en su caminar. 


Brown Violetear (c) Paco Chiclana

Golden-tailed Sapphire  (c) Fernando del Valle


Y de allí a nuestro próximo alojamiento, Wildsumaco Lodge, donde hicimos una cortita salida nocturna al llegar para disfrutar de un Common Pauraque que andaba muy activo al entrar la noche. Reservamos allí a través del email info@wildsumaco.com 

 
Tras la cena, Antonio -nuestro conductor-, que también había hecho sus pinitos como cantante y guitarrista, nos deleitó con algunas bellas canciones de su repertorio. 

     22 DE SEPTIEMBRE.- Al alba disfrutamos de la amanecida en este bello lugar situado a los pies del volcán Sumaco. 


El sistema de senderos en Wildsumaco era bastante bueno y nos proporcionó acceso a diferentes tipos de hábitats, lo que nos brindó posibilidades varias para observar diferentes especies de aves en estas estribaciones orientales. El único problema fue que la lluvia también quiso estar presente y nos limitó bastante en la mañana, teniendo que centrarnos en los comederos más de lo deseado. Esa jornada tuvimos como guía a Byron Gualavisi (cuenta en Facebook), que conocía muy bien la zona y nos condujo genial a pesar de la llovizna. No era muy amigo de eBird pero nos hizo una lista genérica de la mañana, aunque no fue delimitando comederos de senderos y pistas. Al reservar en los lodges solicitábamos la asistencia de un guía ornitológico. También incluimos ese día unos preciosos Black-mantled T
amarin que vinieron a alimentarse a las cercanías del alojamiento. 


Wire-crested Thorntail  (c) Mario Martín

Y destacar un elegante Blackish Rail, que se exhibió solo unos segundos y volvió a la seguridad y protección del sotobosque, así como Peruvian Warbling-Antbird, Black-billed Treehunter, etc.

Plain Antvireo (c) Fernando del Valle

Peruvian Warbling-Antbird (c) Fernando del Valle

Western Fire-eye (c) JA Lama

Dark-breasted Spinetail (c) JA Lama

Band-bellied Owl (c) JA Lama

Blackish Rail (c) Paco Chiclana

Coppery-chested Jacamar (c) Paco Chiclana

Roadside Hawk (c) Paco Chiclana

Booted Racket-tail (c) Fernando del Valle




Tras el almuerzo dejamos el lodge y pusimos rumbo a nuestro próximo destino, Francisco de Orellana -más conocida como Coca- donde nos alojamos en el Hotel El Auca, reservado a través de Booking. Allí nos despedimos de nuestro conductor y, la verdad, nos quedamos un poco huérfanos. 


     23 DE SEPTIEMBRE.- Con la amanecida dimos un paseo por los jardines del hotel y nos topamos con un grupo de Skirrel Monkey que merodeaban por el arbolado en busca de alimento, acercándose incluso al local donde nos servían el desayuno. 


Teníamos contratado un paquete con Sacha Lodge para los próximos cuatro días, y el encuentro en la oficina que tienen en la ciudad era a las once de la mañana, por lo que tras el desayuno tuvimos tiempo para dar un paseo por el
puerto de Coca y disfrutar de aquellos parajes.


Pale-vented Pigeon (c) Paco Chiclana


El cultivo del plátano constituía la actividad agrícola de mayor importancia para la economía del país. Además, el patacón, comida a base de trozos aplanados fritos de plátano verde era frecuente en la culinaria de Ecuador.  
La reserva en Sacha Lodge la hicimos a través del email Karina@sachalodge.com y tf +593 999733182. 


A la hora indicada nos personamos en la oficina de Sacha Lodge en Coca y embarcamos en dirección al alojamiento siguiendo el curso del río Napo. La experiencia fue superior y nos fue deparando muchas sorpresas gratificantes, como la aparición de los primeros Hoatzines, verdaderas aves prehistóricas.

Hoatzin (c) Paco Chiclana



Una vez alcanzamos el embarcadero de Sacha Lodge hicimos un trayecto a pie y nuevamente embarcamos, aunque ahora en una pequeña canoa que nos fue llevando por los delgados cauces fluviales hacia el alojamiento ubicado en plena Amazonía Ecuatoriana, área de exuberante vegetación propia de los bosques húmedo-tropicales. 



Tras la llegada, el acomodo y el almuerzo salimos nuevamente en canoa por los alrededores del lodge. Allí tuvimos como guía a Oscar Tapuy, quien nos fue magistralmente introduciendo en las aves de ese maravilloso lugar. El email del guía es oscartapuy13@yahoo.es 
Oscar hizo solo una lista de eBird ese día, por lo que incluyó en la misma tanto las aves del río Napo como las aves de la salida vespertina por los alrededores del alojamiento. También nos topamos con un grupete de Dusky Titi Monkey en la tarde.




     24 DE SEPTIEMBRE.- A primera hora salimos en dirección a Kapok Tower, una de las torres del área que te permiten subir al dosel arbóreo y observar las aves que se mueven por las copas. Sorprendente el colorido y belleza a esa altura, donde pasamos gran parte de la mañana. 



Channel-billed Toucan (c) Paco Chiclana

Many-banded Aracari (c) Paco Chiclana

Bare-necked Fuitcrow (c) Paco Chiclana

Yellow-bellied Dacnis (c) Paco Chiclana

Cinnamon-throated Woodcreeper (c) Paco Chiclana




Volvimos al lodge y tras el almuerzo salimos a dar un paseo observando Crested Owl y una pareja de Night Monkey Tutamono, estos últimos guarecidos en un hueco de una ceiba y dormitando. 

Crested Owl (c) Paco Chiclana

Lista aves eBird Sacha Lodge 2:35PM

Y a la tarde dimos otra vuelta en canoa por la laguna y canales alrededor del Lodge, con avistamiento de Sungrebe y Spix´s Guan, entre otros. 

Sungrebe (c) Fernando del Valle


Aprovecho para señalar que me defraudaron las salidas en canoa ya que fueron bastante pobres en relación a las que hicimos por hábitats similares en el Pantanal brasileño, tanto en aves como en mamíferos, reptiles, etc. 

Russet-backed Oropendola (c) Paco Chiclana

 
Y tras la cena salimos en busca de otra nocturna, Spectacled Owl, de la que disfrutamos también. 


      25 DE SEPTIEMBRE.- Con la amanecida tomamos nuevamente la canoa en Sacha Lodge en busca del río Napo.


Una vez en el embarcadero montamos en la barca para observar aves por el río Napo y hacer una parada en Isla Anaconda, espacio natural que poseía aves tan peculiares como Castelnau´s Antshrike, Black-and-White Antbird y White-bellied Spinetail. Además, encontramos excrementos de Capybara en algunos claros. Oscar me comentó que estos gigantes roedores son escasos y muy difíciles de ver durante el día ya que suelen ser cazados por los nativos, aparte de estar en el límite de su distribución.

Ladder-tailed Nightjar (c) Paco Chiclana

 
El río Napo fue generoso con nosotros y nos ofreció bastantes sorpresas destacando por su peculiaridad Amazonian Umbrellabird.

Amazonian Umbrellabird (c) Paco Chiclana

 
Estaba en el programa acercarnos al Saladero de loros pero un poco antes del mediodía empezó a llover de manera continuada y se fastidió el intento, sobre todo porque estas aves se acercan allí por arenilla para su aparato digestivo y con la lluvia se apelmazaba y no lo visitaban. Al seguir lloviendo, el guía decidió volver al lodge y nos comunicó que se suspendían las actividades hasta el día siguiente a causa de la lluvia, lo que me sorprendió bastante porque siempre se puede hacer algo aunque esté lloviendo.

Masked Crimson Tanager bajo la lluvia (c) Paco Chiclana


Con el chubasquero me moví por los alrededores del alojamiento intentando disfrutar de la naturaleza a pesar del agua y, curiosamente, casi dos horas antes de anochecer dejó de llover. Pero no conseguí localizar al guía ni a nadie del lodge en ese tiempo en que estuvo despejado y en el que podíamos haber estado realizando alguna actividad. El personal de allí había desparecido completamente. Por el lodge había repartidos unos  dispositivos que anunciaban que al pulsarlos aparecería algún empleado antes de cinco minutos, detalle que nos lo vendieron muy bien a nuestra llegada. Yo los pulsé todos y no apareció nadie ¡Frustrante!. A la hora de la cena, ya anochecido, se dejó ver el gerente del alojamiento y fui a quejarme por esta situación de abandono en un lodge tan caro. Después de mi protesta, acudió el guía y me llevó a dar una vuelta nocturna por los alrededores del alojamiento, mostrándome alguna de las maravillas que acogía la noche tras la lluvia, sobre todo anfibios, insectos, arañas, murciélagos, etc.

     26 DE SEPTIEMBRE.- Tempranito nos movimos hacia Canopy Walk, un puente colgante suspendido entre torres de metal a casi cuarenta metros de altura, por encima de las copas de los árboles. Y, como era de esperar, fue maravilloso encontrarte con ese paraíso frente a tus ojos. Buen número de especies interesantes como King Vulture y Plum-throated Cotinga, y un precioso Three-toed Sloths cabeza abajo y casi inmóvil. Allí pasamos buen rato de esa jornada volviendo al alojamiento a la hora del almuerzo. 


King Vulture (c) Paco Chiclana

Plum-throated Cotinga (c) Paco Chiclana

Pied Puffbird (c) Paco Chiclana

 
Y a la tarde volvimos nuevamente a Kapok Tower. Yo sugerí al guía ir al Secadero de loros que no pudimos visitar el día anterior, pero me dijo que la tierra seguiría embarrada y poco apetecible para las aves. Pienso que sí podíamos haberlo intentado en vez de repetir la torre, pero en la logística del lodge no entraría eso.

Black- tailed Tityra (c) JA Lama

Rufous-bellied Euphonia (c) Paco Chiclana

Grayish Mourner (c) Paco Chiclana


      27 DE SEPTIEMBRE.- En nuestro recorrido por Ecuador nos hablaron de la existencia de un nido de Harpy Eagle en Limoncocha, en las orillas del río Napo, con un pollo ya crecido y de casi dos años que se movía bastante por los alrededores. Parecía difícil verlo pero nos hablaron de un guía de allí, que casi lo aseguraba por visitar la zona regularmente, y contactamos con él. Su nombre era Pablo Hualinga y su teléfono +593 981270215. Pablo nos ofreció una mañana completa con almuerzo incluido y aceptamos. Nos recogía a las seis de la mañana en el embarcadero de Sacha Lodge, por lo que adelantamos la salida y a la hora convenida estábamos en el punto de encuentro. A pesar de que Pablo nos dijo que era importantísimo estar a primera hora en la zona, llegó a recogernos cuarenta minutos tarde, sin motivo aparente, lo que nos dejó algo perplejos. Embarcamos y nos dirigimos al hide de la arpía que quedaba casi en la misma orilla del río, a la altura de Limoncocha. En la travesía se dejaron ver algunos ejemplares en vuelo de Muscory Duck y Southern Lapwing.


Desembarcamos en el sitio indicado y nos dirigimos al hide. Pablo nos mostró el nido vacío y nos dijo que esperáramos allí, sin movernos, y que iba en busca del águila. Iban pasando los minutos y nada de nada. Al cabo de casi dos horas apareció y dijo que no la veía. Nosotros le propusimos salir del hide para movernos también y dijo que no, que él seguiría buscándola. Tres horas después abandonamos el lugar sin éxito. Después nos llevó en busca de otras aves que tenía localizadas y tampoco aparecieron. Mañana en blanco y frustrante por la pérdida de tiempo. Creo que nos vendió a buen precio un casi imposible. No obstante, el encierro en el hide nos permitió ver un grupito de Swallow-tailed Kite en migración y un atractivo Crimson-crested Woodpecker.

Crimson-crested Woodpecker (c) Mario Martín

 
Tras el almuerzo abandonamos Limoncocha camino a las Cabañas de San Isidro, nuestro próximo destino. Este alojamiento es de la misma empresa que Guango Lodge, e hicimos la reserva conjunta de ambos hospedajes con Carmen: carmen@cabanasanisidro.com y tf +593 993581250. El traslado de Limoncocha a Cabañas San Isidro lo concertamos con este alojamiento y nos recogió su conductor, Galo. Llegamos a San Isidro, dejamos maletas y en la misma cena ya pudimos observar a la especialidad de Black-banded Owl típica de ese alojamiento y alrededores.

Black-banded Owl (San Isidro)  (c) Mario Martín

 

     28 DE SEPTIEMBRE.- Este paraje de la ladera este se encuentra a 2000 msnm y posee una enorme biodiversidad. Además, tuvimos la suerte de contar nuevamente con Mauricio Ruano como guía, por lo que la cosa prometía. A primera hora fuimos a los paneles con luces para polillas que suelen atraer a mucho pajarillo en busca de estos insectos, dando además una vuelta por los alrededores. Red-billed Parrot y Long-tailed Tapaculo fueron algunas de las sorpresas.


Red-billed Parrot (c) Paco Chiclana

White-bellied Antpitta (c) Paco Chiclana

Glossy-black Thrush (c) Paco Chiclana


Masked Trogon (c) Paco Chiclana

Pale-edged Flycatcher (c) Paco Chiclana

Y posteriormente recorrimos varios senderos de este espacio natural, con buen listados de especies, entre ellas Crested Quetzal. 

Crested Quetzal (c) JA Lama


A la tarde nos topamos con un lek de Andean Cock-of-the-rock y comprobamos que los ejemplares de la ladera oriental andina son más anaranjados que los de la ladera occidental. 

Andean Cock-of-the-rock (c) Mario Martín

  


     29 DE SEPTIEMBRE.- Hoy tocaba despedirnos de la ladera oriental y Mauricio nos llevó a un bonito sendero llamado Cordillera Guacamayos, contratando un taxi para el desplazamiento. Estuvo prácticamente toda la mañana envuelta en una ligera llovizna que hizo el caminar bastante dificultoso por lo escurridizo e inclinado de la pista, pero también supuso un atractivo a sumar. Mencionar que casi todos resbalamos y caímos en algún sendero del tour por Ecuador. Las joyas de la mañana fueron Peruvian Antpitta por su belleza y rareza, y Ocellated Tapaculo, aunque éste solo fue oído. 

Cinnamon Flycatcher (c) JA Lama

Peruvian Antpitta (c) Paco Chiclana





Tras el almuerzo pusimos rumbo a nuestro próximo destino, Quito, donde nos hospedamos en el Hotel Stubes Suites & Café, reservado a través de Booking. El traslado de Cabañas San Isidro a Quito lo hicimos también con Galo.

     30 DE SEPTIEMBRE.- Era nuestro último día en Ecuador y queríamos despedir a este bonito país en las alturas. Para ello habíamos quedado con el guía Juan Carlos Crespo (cuenta en Facebook y tf +593 985800580), que nos propuso comenzar la jornada en Zuro Loma. Y fue de lo más acertado porque el lugar fue de película, con paisajes espectaculares y unos senderos fantásticos para disfrutar de las aves, con registro de buen número de especies interesantísimas. Hasta allí llegamos con Antonio Dicao, nuestro conductor la mayor parte del viaje, que vino a recogernos a primera hora de la mañana y nos acompañó ese día hasta el aeropuerto.



Chesnut-naped Antpitta (c) Paco Chiclana

Chesnut-crowned Antpitta (c) Paco Chiclana

Zuro Loma también disponía de unos buenísimos comederos que nos regalaron ideales imágenes de colibríes "cola de novia" como Black-tailed Trainbearer. 

Black-tailed Trainbearer (c) Paco Chiclana

Andean Guan (c) Paco Chiclana

Hooded Mountain Tanager (c) Paco Chiclana

Además de Juan Carlos, nos acompañó Darío Hipo, el chico que regentaba la Reserva y que nos fue mostrando las aves. 



Y después del desayuno nos acercamos a Yanacocha, reserva de gran altitud ubicada a 3200 msnm, en la ladera occidental del volcán Pichincha. Apenas nos quedaba tiempo para saborear este lugar pero no nos lo quisimos perder. Tenía un bonito sendero que lo cruzaba, pero no pudimos completarlo al acercarse la hora de volver, además de la apretada niebla que fue entrando y cubriéndolo todo.

Yellow-breasted Brushfinch (c) Paco Chiclana

Rufous-collared Sparrow (c) Paco Chiclana

Buff-winged Starfrontlet (c) Paco Chiclana

Equatorial Antpitta (c) Paco Chiclana

Glossy Flowerpiercer (c) Paco Chiclana



Almorzamos en Yanacocha y bajamos de nuevo al hotel de Quito. Cambiamos de ropa, recogimos maletas y partimos al aeropuerto para volver a Madrid con Iberia, saliendo de allí a las 21,30 horas y llegando a casa el 1 DE OCTUBRE.

Para finalizar, acompaño enlace a un bonito video del viaje, como guinda del pastel:








































3 comentarios:

Daniel Perez dijo...

Impresionante

el blog de paco chiclana dijo...

muchas gracias Daniel

Aster Anthony dijo...

The whale watching in cabo is one of the top reasons to go here. The seeing a whale in action is always memorable and spectacular, whether it’s a humpback whale breaching, or smaller whales breaching and rolling in the water.