Translate

jueves, 1 de abril de 2010

Marrakech 2010



A finales de marzo de 2010 pasé con mi familia un fin de semana largo en Marrakech. Aunque el objetivo del viaje era principalmente turístico,
siempre queda un hueco para las aves, sobre todo para aquellas bastante
comunes y que no requieren mucho tiempo para su búsqueda. Ese es el caso del
bulbul naranjero y del escribano sahariano, aves que ocupan toda la ciudad y
que resultan muy excitantes para nosotros. He estado anteriormente en
Marruecos en varias ocasiones y estoy habituado a las voces de estas especies,
por lo que resultó sumamente fácil localizarlas. Ya en el mismo aeropuerto
escuché el reclamo de los escribanos, y en los jardines del hotel tenía una
familia completa de ellos. En cuanto al bulbul, lo observé en cualquier
zona arbolada y me pareció especialmente abundante en el jardín Majorelle,
donde obtuve unas vistas de él impresionantes mientras descansaba en este
exótico lugar inspirado por el diseñador Yves Sant Laurent. Y no quiero
olvidarme de los vencejos moros, que nos sobrevolaron en grupos bulliciosos
mientras paseásabamos por la magna plaza Jemaa El Fna, entre cuentacuentos y
encantadores de serpientes.
Autor de foto: La Koutoubia.- Paco Chiclana

No hay comentarios: